… estoy asqueada. Y el machismo de los países árabes, por estructural que sea, no es genético. Es el mismo que nos imponíais los hombres españoles gracias al franquismo, al nacionalcatolicismo, al miedo y a la frustración: en los 40, en los 50 y también en los 60. Algún día también ellas les harán espabilar a ellos. Entre tanto, unos y otras se pierden en el coladero de la historia, como España se perdió durante aquellas décadas negras.