Rectifico, pero no del todo. Les justifica las barbaridades, pero al perpetrarlas ellos pierden su alma. Israel está perdido, y los judíos buenos lo saben. Naturalmente, los palestinos pierden su vida y su tierra, lo cual es mucho más serio. El Estado de Israel ya no impone respeto a nadie más que por la fuerza.