Pero estos, ¿de qué van?

18 11 2011

Me refiero a los especulasesinos. Aquí, el artículo de Ignacio Escolar en www.publico.es


Acciones

Informacion

4 respuestas a “Pero estos, ¿de qué van?”

18 11 2011
María Luisa (11:34:27) :

¿de hideputas sin fronteras?

18 11 2011
Fernando (14:32:52) :

Estos van de los que los dejan que vayan, que para eso los han comprado. Leyes calcadas a esas y algunas más con la misma finalidad que esas, son las que regulaban los tan traídos y llevados “mercados”, y ya sabemos lo que pasó a partir de los mandatos del ex-actor de películas de clase Z (y cerebro de mierda) y la dama de hierro( y cerebro de mierda), todos del primero hasta el último, incluido el que le gustaban las becarias con tendencia a caerse de rodillas, y eso que era demócrata y se supone que lo de desregular es más del partido republicano. Los ingleses, cuya economía y poderío está basada un poco bastante en la Common Welth (Gibraltar y mucha islita pequeña= paraíso fiscal) y un mucho más todavía en las finanzas (¡qué deliciosa forma de nombrar a la especulación=extorsión!) siguieron el ejemplo de su “gran socio y amigo” americano.
Yo diría que lo que le está diciendo Cámeron a Merkel en la reunión que tienen hoy (…estos dos reunidos! ¡qué miedo!) no es “hija mía, córtate un poquito que estás llevando a Europa a la ruina”, o fijaos, ni siquiera “vale, haz lo que quieras con el Euro pero a mí me dejas en paz”. Lo que le yo creo que le está diciendo es: ” ¡como me hagas la competencia te vas a cagar, bonita!”.

19 11 2011
Raúl Fernández Justo (09:11:39) :

Y este delito contaría con una agravante;ser un delito continuado de estafa(al menos)por su prolongación en el tiempo.Un Baltasar Garzón para asuntos económicos urge. La inhibición en el cumplimiento de sus funciones-al menos de la Fiscalía del Estado-es muy evidente. El desconocimiento no impide la persecución de un delito.Falla el elemento “volitivo”(“no tengo ganas de ná…).

19 11 2011
pollito (09:33:56) :

Si no os gusta la deuda, no haber aceptado el préstamo.

Es muy fácil gastar sin tasa, endeudarse… y luego quejarse de los especuladores.