La izquierda proporciona chollos a sus hijos (Oliart, Chavez), pero la derecha forma dinastías inexpugnables.