En www.elpais.com

No quieren acabar viviendo como palestinos, supongo.