Poner un caldo a cocinar, en un día gris-azul como éste.