Y me voy a leer en el colegio papeleta por papeleta hasta que encuentre alguien que pueda encarnar el futuro. Lo siento, Hereu. Lo nuestro estaba escrito que era genéticamente imposible.