El artículo de Robert Fisk en independent.co.uk