Sant Jordi derrota a los malos augurios

26 04 2011

Entre los más de 200 escritores que ayer firmaron libros en Barcelona, Maruja Torres atendía a sus lectores, más de lo que le permitía la cola (“de asesinos”, bromeaba a partir de su libro Fácil de matar), lo que provocó que personal de Planeta debiera abrirle los libros y dictarle el nombre del interesado para avanzar. Su víctima fue el consejero de Cultura, Ferran Mascarell, (Catalanisme deucentista, La Magrana).

Noticia publicada en: www.elpais.com


Acciones

Informacion