Y no estaba bien. Daniel Baremboim pudo ofrecer un concierto en Gaza, y reflexiona sobre ello en www.elpais.com