… Y como es natural, está, con su partido, en la Internacional Socialista. El laborismo combina muy bien con el colonialismo. Sólo hay que taparse las narices ante el hedor que uno mismo desprende. Artículo de www.independent.co.uk