…, como se la tengo yo, le encantará este artículo de www.independent.co.uk, que puede aplicarse a todas las estrellas del ramo, a sus delirios de grandeza y a su falta de contacto con la realidad.

Ojo, y que no se piquen los arquitectos normales. Nada contra ellos.