Aquí va esta notita sobre uno de los elementos del kitsch británico -que hállase en todas partes, por otra ídem- conmemorativo de reales eventos. ¡Séquese los morros con la principesca pareja! Debo decir que los materiales del género que más he apreciado los he hallado yo en Lourdes y el Vaticano, lugares do peregriné en busca de reportajes pintorescos. Las botellas de agua bendita en forma de virgen con tetas, en el primer sacro sitio, y los felpudos para salir del baño con la efigie de Juanpa II, no tienen parangón ni en la Pérfida Albión.