Fue una de esas personas por las que merece la pena este mundo. En www.elpais.com