Un texto sindical de Acampadasol

26 06 2011

Aquí.

Y una réplica inteligente en www.cuartopoder.es

Material para debate fructífero, espero.


Acciones

Informacion

13 respuestas a “Un texto sindical de Acampadasol”

26 06 2011
Krust (12:39:44) :

Muy interesante!
Como ciudadano normal, esclavo del sistema, he trabajado en 20 historias diferentes a lo largo de mi vida laboral, ¿tendré una paguilla de mierda manque sea?, jamás me he sentido representado por los sindicatos que he conocido en las diversas empresas, muy al contrario si te rebelas ya puedes ir haciendo cálculos del paro, indemnizcaciones y tal…
Si los políticos, todos, dicen que hay que escuchar la voz de la calle pero no mueven ficha, no me extraña que el movimiento Indignado esquive la mirada de los sindicalistas (pa flipar con los líderes!!!), ¿porqué no hacen ellos un amago de acercamiento a las necesidades laborales del populacho?, sería una buena oportunidad para dignificar sus ideales…
Sindicatos sí, pero más íntegros! Y puestos a cambiar, pues tampoco les vendría mal un reciclaje. Por pedir que no quede, a ver si queda en algo bueno por “mínimo” que sea!!!

26 06 2011
mariadelapaloma (13:49:32) :

Krust, alguna vez, te han hablado de los “liberados sindicales” ?? ¿cual es su cometido como tales en el trabajo?,………..yo sigo, despues de 30 años de trabajo sin saberlo!!
paloma.
(por cierto si alguien tuviera un ratito y me lo explicara , se lo agradeceria infinito!!)

26 06 2011
Krust (17:47:48) :

Buena pregunta, Paloma. En mi experiencia laboral con comités de empresa (centros con más de 50 trabajadores en plantilla, si son menos creo que solo existe la figura del delegado), los representantes sindicales eran Carne de Dirección, en teoría elegidos entre los propios compañeros, lo de “liberados” supongo que se les aplicaba por la facilidad que tenían en acumular horas sindicales que después disfrutaban en días laborables (lunes y viernes a ser posible, que perpetuaban un eterno puente largo cada semana que se podían montar e incluso en temporadas altas de trabajo…), si añadimos que ni de lejos eran los mejores en sus puestos de trabajo, eso sí: jeta por un tubo, ya te puedes ir haciendo una idea.
Estoy convencido de que hay excepciones pero no he tenido la suerte de conocerlas, hablo de defender al trabajador ante injusticias flagrantes, y me temo que en los tiempos que corren, donde dificilmente aguantas 3 años seguidos en un trabajo normal la gente cambia de ocupación sin llegar a conocer el cometido que desempeñan…

Yo también agradecería que alguien me ilustrara sobre el tema!

26 06 2011
Jota Uve (17:57:38) :

Que triste, es como aquel negro que no sabia que era negro. Todavía hay sindicalistas que se lo creen, casi prefiero a los de tipo cínico que saben de la inutilidad de su causa mas allá de vivir como un casi funcionario, aunque sea atipico.
Pero que nos quiten lo bailao, y el crucero por el Baltico.

26 06 2011
juan (19:16:52) :

Un ejemplo; Llevamos en la empresa donde trabajo dos años sin subida salarial ( la empresa se escusa en que se está en negociación con patronal y los sindicatos mayoritarios UGT,CCOO, y hasta que no se llegue aún acuerdo, nada de nada ) pues, supongo ya hartos los sindicatos de no llegar a nada concreto deciden hacer HUELGA en todas las empresas que entran en el convenio estatal. Ahí va la cosa! en la empresa donde trabajo los delegados sindicales de UGT ( que son los que promueven la huelga ) no ejercieron su derecho a la huelga, porqué? Simple, son más de lo mismo. Ejercicio de supervivencia lo llaman.

26 06 2011
AnnaGB (19:55:11) :

Yo pienso que los grandes sindicatos se han politizado demasiado y, como la mayoría de los partidos, tienen demasiado poder y financiación. No deben sentirse representados por ellos muchos trabajadores cuando hay tantos sindicatos menores que defienden sólo a un sector de actividad. Creo que hacen también campaña continuamente y actúan cuando eso los va a hacer visibles y ayudar a su imagen. Sólo se mojan en problemas en grandes empresas. Pero si trabajas en una empresa de 4 trabajadores no aparecen, ni se molestan, ni ayudan. Que baje tanto el número de afiliados es muy explicativo. Tampoco nos representan.
Lo suyo es politiquear, “cedo en lo de los empleados de banca, pero a cambio me arreglas lo de los trabajadores del metal. Eso no es

Se han convertido en funcionarios en el peor de los sentidos de la palabra. No se adelantan a los acontecimientos. No supieron aprovechar el boom económico para mejorar la situación de los precarios que es cuando más aumentaron.

26 06 2011
Mada (23:23:10) :

Un poco de historia nunca viene mal para ser conscientes de que todo es cíclico. La indignación es el motor para remover de nuevo conciencias, pero no debe aislarse presuponiendo que no se necesita organización.
Interesante confrontación de textos.

27 06 2011
Raúl Fernández Justo (04:06:52) :

El número de afiliados a los sindicatos ha disminuido significativamente en los últimos años.Ello no quiere decir que los problemas que aquéllos resolvían hayan disminuido o desaparecido.La apatía política de los trabajadores ha contribuido a convertir a los sindicatos en meros gestores puntuales de los intereses de los trabajadores(convenios colectivos,seguridad e higiene en el trabajo,prestaciones por desempleo,indemnizaciones por despido…).Una rutina que dura treinta años. Al bajar la guardia se terminan “los otoños calientes”.La patronal se frota las manos y los derechos de los trabajadores se convierten en materia de negociación y subasta. Las reivindicaciones de los indignados engloban lo que fue siempre las reivindicaciones de los sindicatos. Es un error excluir a los sindicatos.No son partidos políticos. La lucha sindical no ha cesado(se ha debilitado).Los intereses de los trabajadores no han cambiado(las formas de reivindicar los derechos laborales sí). Los indignados no han descubierto el hilo negro.

27 06 2011
juan (09:11:22) :

Los delegados sindicales deberian hacer pedagogia en las empresas, transmitir cierto nervio obrero, pero no es el caso, se comportan como una clase sectaria y en general personas poco formadas. A unas las obliga la empresa a presentarse, generalmente a UGT y otras quizás se mueven por necesidad o seguridad para no ser despedido. En algunos casos los pocos, si que hay personas comprometidas pero suelen tener la imagen de radicales y perjudiciales para el trabajador ( la empresa y sindicatos mayoritarios se encargan de ello ). También la gente joven no suele mostrar interés, dado que sus contratos son de poca durada y realmente precarios.

27 06 2011
María Luisa (10:26:50) :

He tenido la oportunidad de conocer, desde dentro y durante los últimos 5 años, una pequeña parte de un gran sindicato en calidad de colaboradora. He visto personas -esos liberados por los que os preguntáis- responsables, trabajadoras, consecuentes y, también, algunas poltronas inverosímiles y sumamente dañinas.

Es verdad lo que, inteligentemente, se dice en Cuarto Poder: el sindicalismo y las reivindicaciones sindicales ya están inventadas del mismo modo que están inventados los partidos políticos, que, se supone, han de defender los derechos del pueblo soberano y, sin embargo, nos encontramos con que nos han echado en las fauces de ese monstruo de la codicia llamado LosMercados.

27 06 2011
BENJAMIN (12:12:43) :

Un ‘liberado sindical’ es aquel que dedica su ‘jornada completa’ al sindicato y a su vez está dado de alta y percibe su salario de una entidad pública o privada. Extraño ¿verdad?. Pues esto es lo que hay. Las afiliaciones a los sindicatos son mínimas. Me refiero aquellos que pagan mensualmente una cantidad al mismo. El resto de los mortales, solo recurren a ellos cuando tienen algún problema laboral.

Es muy fácil pedir a los mismo que den la cara en defensa del resto de los trabajadores. Como tan dificil resulta que la mayoría, secunde sus decisiones. La bonanza económica facilitó el alejamiento trabajadores/sindicatos. Ha llegado la crisis y como en el refrán. ‘Todo el mundo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena’. Pedir a los sindicatos ahora que se inmolen en beneficio de los mismo que antaño les dieron la espalda, me parece un poco injusto. Independientemente de que no lo hayan hecho todo lo bien que debieran.

El poder, es el poder. Y el que lo ostenta lo ejerce en beneficio propio o de su entorno. Tratar de llevar una lucha de forma independiente contra el, en una guerra perdida. Estas situaciones no son nuevas. Los jóvenes deberian de vez en cuando mirar un poco al pasado. A Marcelino Camacho y todos los componentes del ‘Proceso 1001’ les pedian 20 años de cárcel simplemente por ser sindicalistas. En Vitoria en 1976 durante una protesta sindical, 5 trabajadores resultaron muertos y más de 150 heridos. Por cierto, el responsable de las fuerzas de seguridad en aquel momento, es un nombre conocido. Don Manuel Fraga Iribarne. El año 2004 el PNV bajo el gobierno del PSOE intentó que el Senado esclareciera los hechos. en 2011 el Parlamento vasco con los votos de PSE, PP y UPyD rechazó una propuesta para que los fallecidos fueran declarados ‘víctimas del terrorismo’.

La lucha sindical ha sido muy importante -y muchos lo pagaron muy caro- para que ahora se le trate de este modo.

Muchos de los logros conseguidos por aquellos, son los que ahora se tratan de liquidar. ¿Que vamos hacer? ¿Lamentarnos?

27 06 2011
AnnaGB (21:53:48) :

Es responsabilidad de los sindicalistas y dirigentes sindicales el que esos logros no se echen a perder. Son ellos los que traicionan a sus antecesores con sus actitudes mafiosas, ya no saben enfrentarse al poder, sólo adularle.

28 06 2011
BENJAMIN (11:54:58) :

Que se haga extensible al resto de los trabajadores. Vuelvo a repetir que no se puede pedir que una minoria se inmole en favor de una gran mayoría. Más cuando esta última está tranquilamente viendo los acontecimientos sin mover un dedo. La gran parte de los representantes sindicales son trabajadores como otros. No se les puede exigir que pongan en peligro su puesto por defender a compañeros que cuando vienen mal dadas, hacen mutis por el foro. Lo se por experiencia propia.