No os perdáis esta gran artículo de Katharine Butler en independent.co.uk