Ya tengo billete para El Cairo

14 09 2011

¡Me voy el 1 de octubre y regreso el 31! Si todo va bien y las hadas se muestran propicias! Mi yo viajero ha despertado del letargo estival y ya tengo el cerebro entreverado con imágenes cairotas y reencuentros que anticipo. Voy a recorrer, cámara en ristre, todos los lugares que necesito para la nueva novela. Y sobre todo me apetece, un año después, ver los cambios. Y fumar shishas. Ahhhhh…..


Acciones

Informacion

11 respuestas a “Ya tengo billete para El Cairo”

14 09 2011
María Luisa (11:34:39) :

Oh, nena, qué guapo

14 09 2011
Txomin Goitibera (13:23:56) :

Al hamdu li-l-lah! Mabruk! Qué envidia

14 09 2011
mariadelapaloma (13:57:09) :

!!!!ole, ole y ole !!!…….y el que no diga !ole!!, que se le seque la yerbagüena!!!!

14 09 2011
Aracne (15:18:51) :

Hierbabuena siempre fresca:OLÉ, OLÉ, OLÉ y OLÉ.
Los “Fata scribunda” o “el destino que hay que escribir”, luego interpretado como “las hadas que escriben” o “hadas madrinas”, te acompañan y te apoyan desde la retaguardia, en tu rebautismo y confirmación egipcia.

14 09 2011
Raúl Fernández Justo (18:18:57) :

¡¡”Tenemos” el boleto!!¡ Algarabía y celebración!…y música para celebrar…
http://youtu.be/UjRwuGsugdE

14 09 2011
Txomin Goitibera (21:44:56) :

Raúl, muy bien elegida esa acuarela.

14 09 2011
Raúl Fernández Justo (22:58:15) :

“Un lindo avión…”para Maruja.Gracias Txomin, espero que también le haya gustado a ella. No cabe la menor duda que le deseo el más feliz de los viajes.

15 09 2011
Aracne (03:14:21) :

De nuevo por aquí, Diana. Me alegro un montón. Esperaba de un momento a otro tu reaparición, aunque me hiciera revivir el episodio de la “Carpa” en la Semana Negra ¡Qué momento más surrealista vivimos! ¿Te acuerdas? Te habías sincerado conmigo; me comentaste que estabas agotada de tanto ser traída y llevada en eso que llaman libro y que en realidad es un sarcófago, porque se come la carne de los sueños y sólo deja sus huesecitos hechos polvo, de recuerdo. Me sorprendió muchísimo lo que me dijiste: “No me gusta ser encerrada en un libro, por muy nicho ecológico de la memoria que sea, según dicen. Me gusta la movida del ir observando y preguntando al personal para averiguar cosas reales imaginadas que, a la hora de la verdad, derivan por mil derrotas y caleyinas. ELLA sabe de esas querencias y gustos míos, tenidos por absurdos; pero es muy comprensiva. En cuanto me encierra en un libro y termina de pasearme por plazas y tenderetes, ya está encargándome otros cometidos y averiguaciones. Por mí encantada, pero es que ahora se ha propuesto enviarme a Egipto y la verdad estoy un poco cansada. Preferiría una misión más cercana, pero como puedes suponer, no tengo autonomía, dependo de mi madre putativa, de que me dé cuerda y fíjate qué cosa tan rara, mi autonomía empieza justo cuando me entierra en vida en un libro y cualquier lector ingenuo se pone a hablar conmigo y me invita a su casa y a comer entre amigos, como una más de la pandilla. Incluso me hacen fotos…” Te escuchaba atentamente y de pronto te paraste y:
-¿Por qué no me haces un favor? ¿Por qué no le preguntas en la “Carpa”, si de verdad quiere y es necesario que vayamos a Egipto?
– ¡Qué ocurrencias, Diana! ¡Cómo voy a hacer eso! Eso no se hace…
-Ya, ya sé que no se hace pero si lo haces, entonces ya se hizo y se hace.
– En eso tienes razón, Diana, que más que Diana pareces Alicia, pero “eso” no quita que a mí me dé corte y además si Ella lo ha decidido así tendrá sus…
En qué hora menté a la Niña. Me interrumpió y con la encantadora astucia de la hija de su madre, me lió.
– Mira Aracne, tu y yo somos realmente ficticias o ficticiamente reales (viene a ser lo mismo). Acabamos de hablar de lo divertido e instructivo que es jugar con los muñecos y muñecas de la cabeza. Me has contado, cosa que yo no sabía, que en los tiempos del Pa negre, las niñas que ni iban a la escuela, ni tenían cuadernos, ni mapas, ni muñecas, ni casitas…se orientaban como podían, sin necesidad de puntos cardinales…y que, de su cabeza, se hacían muñecas de trapo y palo y hablaban con ellas…y como el material de acarreo, la confección y la desdoblada habla eran uno y lo mismo, todo se quedaba en casa, de puertas para adentro. También me has dicho que eso no era triste sino, al contrario, de mucho divertimento, amen de una especie de hucha (no bancaria) o reserva para los tiempos de crisis, carentes de crítica. Acabas de decir eso ¿no es cierto?
–Sí, lo he dicho y tu me has dicho que tu experiencia es la contraria, que eres una muñeca de la cabeza de Dª Maruja Torres y su vivito retrato, porque las muñecas de la cabeza son como los Toninos, parecidísimos a sus amas y a sus amos.
-Entonces probemos. Verás. Ahora nos vamos a la “Carpa”, tu estarás entre el público, como un cuerpo macizo más. Yo asomaré, sin ser vista, entre las dendritas y lianas de las neuronas de mi madre-jefa. Cuando llegue el momento y como quien no quiere la cosa, haces la pregunta. No te preocupes, que no seremos descubiertas ni identificadas. Recuerda que lo esencial es invisible a la vista y además todavía no hay pantallas ni ordenadores quánticos, capaces de mostrar la bola entrando y saliendo por dos o tres sitios al mismo tiempo. O sea, que tranquila.
Diana Dial me dejó sin argumentos y allá que me fui y allá que hice lo que me pedía. Lo que pasó ya lo conté. No os dije que efectivamente Diana estaba allí, asomada entre el enrejado de neuronas, haciéndome señas, toda sonrisa y gestos sin cuerpo, gato de Alicia:
– “¿Me podría decir por dónde debo ir desde aquí?”
– “Eso depende de adónde quieras ir”.
Tampoco os había dicho que tras el “acuerdo”, hablamos de esos saqueadores de bolsas, bolsillos y conciencias a los que tanto tememos, siendo así que son meros tigres de papel. Incluso confeccionamos una lista de tales tigres y ensayamos los distintos soplos que haríamos para eliminarlos y que cayeran de uno en uno o todos a la vez, como las velitas de un cumpleaños feliz.
Ya veo, Diana, que tal como allí se dijo, todo está en marcha y ordenado. La partida el día 1. El regreso el 31. Tú, contenta y feliz. Yo también. Se hizo lo que se pudo. Pero no contamos con que tu madre putativa tiene una vista más que de lince; una percepción que yo diría quántica y se dio cuenta del juego y nos descubrió in fraganti.
Con mi buenaventura, para ambas. Y, por favor, no os dejéis engañar por la piedad peligrosa.
Prepararlo todo muy bien. Que no falle el tiro o el veneno o la daga o…

15 09 2011
Aracne (03:16:02) :

Raúl, gracias por esa Entrevista a Maruja que nos has proporcionado. Tienes mucho pesqui. La foto es de Diana, pero dónde y quien se la hizo, es secreto de estado. Ah, no conocía ese dicho “soltó la sopa”, tomo buena nota. Lo “memorable” es lo bien que me lo pasé, a pesar del entripado y del absurdo. Siempre fui una niña muy traviesa. El relato no es más que un pálido reflejo…Pero por favor, Raul, no me provoques más, ni vuelvas a mencionar la “Carpa”. Gracias.

16 09 2011
BILLY WILDER (00:37:56) :

Ojala nos vuelvas a deleitar como el año pasado todo tu viaje a Egipto, como disfrute.

16 09 2011
Luna (02:12:30) :

Me alegro de volver (desde muchos sitios interiores y exteriores) y reconoceros a todos . Noto la falta de TINI.
Me he perdido algo bueno con Aracne ; me gusta su “intromisión” en la historia de diana Dial y presiento que Maruja está feliz.

Otra vez El Cairo!!!!! Bien, allí estaremos contigo, Sra. Torres, y de tu mano yo espero hacer este viaje astral…. No he tenido el privilegio todavia de “sentir” las Pirámides…
Esta vez Tonino ya lo ha entendido: Tú vuelves y él estará pletórico cuando regreses. Que así sea!.