Otra vez. Recuerdo, hace un par de décadas -más o menos- haber sobrevolado Galicia después de aquel incendio inmenso provocado por los miserables. Ahora duele lo mismo, la naturaleza despojada violentamente: www.elpais.com