Menudo atentado. Todavía no se sabe seguro, pero habría muerto también el de Interior. Y eso que la tele del régimen anunciaba que las explosiones de estos días se deben a la proximidad del Ramadán. Menuda verbena: www.elpais.com