Derecho a la pereza

25 02 2012

Me levanto tarde y, por primera vez en semanas, dispongo de un sábado para arrastrarme por las mullidas alfombras de la molicie. De modo que asumo y procedo. Guau (de parte de Tonino).


Acciones

Informacion

16 respuestas a “Derecho a la pereza”

25 02 2012
mariadelapaloma (13:48:14) :

!!!!VIVA EL PERREO,LA VAGUEZA, Y LAS GANAS LOCAS DE NO HACER NADA!!!!

En realidad, todos sabemos,que sòlo es un parèntesis para seguir con tu ritmo…..¿¿¿por cierto que dasayunas??? un abrazo de oso.paloma

25 02 2012
mariadelapaloma (13:54:49) :

Tonino,no te olvido!!! un besote en tò el hocico!!!! paloma…….digo que si ves a Maruja hecha un ovillito,en tu mantita chula,no la digas nada,pobreta,esta hecha polvo y necesita tus arrumacos,escribrir ,la novela y el resto de su trabajo, la deja exausta.paloma

25 02 2012
AnnaGB (16:13:55) :

Le devuelves el guau a Tonino, de mi parte.
Mi madre me decía que la pereza es amiga de la pobreza.

25 02 2012
Txomin Goitibera (17:02:37) :

AnnaGB:

Yo iré al desierto, dijo la pobreza cuando le tocó elegir… Y yo te acompañaré, dijo la salud.

(De un cuento sufi)

Disfrutadlo: http://www.youtube.com/watch?v=BwNrmYRiX_o&feature=player_embedded

25 02 2012
masdelomismo (17:16:01) :

Anna Gb, la pereza es amiga de la pobreza, siempre que esa pereza no se tenga cuando estás instalado ya en la riqueza.
Pregunta, pregunta por ahí a la jet set.
A los pobres no nos queda mas que currar, pero a ellos, ya,ya.
Disfruta Maruja y acumula fuerzas para todo los que se avecina, y cuando digo todo, digo todo, novela, artículos, Peperos y sus hazañas, Rouco y sus secuaces, etc., etc.
Y que Tonino te disfrute en estos días de relax.

25 02 2012
AnnaGB (18:13:26) :

Txomin, muy bonito. Me imagino oir el cuento acompañado de música, también sufí.

25 02 2012
AnnaGB (18:17:33) :

masdelomismo tienes razón en parte, la jet como tu dices, tienen pereza de trabajar pero no de ir a fiestas. Yo creo que mi madre me lo decía en un sentido muy amplio, no refiriéndose sólo a la pobreza/riqueza económica (que también), sino de otros índoles, pobreza cultural, pobreza espiritual, pobreza de ideas, pobreza de experiencias, etc.etc.

25 02 2012
Raúl Fernández Justo (19:01:43) :

La pereza. “Lazy days on the beach”. Modorra y somnolencia…Un bostezo…Respirar profundo y sucumbir en el sofá…Otra siestecita…Estirarse torpemente y media vuelta…¡qué sopor!¡cuanto cansancio!…el pijama pegado a la piel…¿una ducha?…¡¡no!! gracias…¿dónde rascarse ahora?…detrás de la oreja,de nuevo…¿Un poco de lectura?…Bueno,va…Uf,mejor no(pesan los párpados-parecen de plomo)…otra cabezadita…¿qué hora será?…¡qué mas da!…pesadez…¿suena el teléfono?…¡que se chingue!,no contesto…qué sueñoooo….la boca seca…¿un vaso de agua,quizás?…no,por ahora-quizás al ratito.es que no puedo con el alma…descansaré otros cinco minutitos y luego me levanto…¡¡Hostias!! ya está anocheciendo…bueeeno,pues a seguirle….ahhhh,que bostezo tan aburrido…
¡¡Guau,grrrr,guau!! para Tonino…

25 02 2012
Txomin Goitibera (19:16:53) :

masdelomismo. Hechas todas la reflexiones, Maruja tiene razón, la pereza es un derecho…Puede que se lo haya enseñado Tonino. Ya vale con tanto calvinismo.

AnnaGB. Muchas gracias. Y ahora pido disculpas por abusar de la hospitalidad de Maruja y por la presunción, pero me voy a autocitar: http://txomingoitibera.wordpress.com/2010/02/19/desiertos/

25 02 2012
AnnaGB (20:07:06) :

¿Disculpas? en absoluto. He accedido a tu blog y he oido el sonido de la flauta, precioso. Hace unos años en Casa Asia, Barcelona, un especialista en el mundo sufí dió una conferencia muy interesante durante la que nos deleitaba tocando ese mismo instrumento, creo. Al salir a la calle me impacté, parecia que veníamos de viajar varios siglos por otros mundos (y eso sólo en dos horas de inmersión en lo sufí).

25 02 2012
aracne (22:30:07) :

LESSING, que no era precisamente un vago, sino un ilustrado decente, decía esto:

Seamos perezosos en todo
menos en amar
y en beber,
menos en ser perezosos.

Paul Lafargue, el yernísimo de K.Marx, se topó con esa chispa poética, se la guardó en su cabecita caribeña y su corazón, le pareció que podía ser un buen punto de partida para un programa de acción (paradojas del perezoso), si se lograba que la chispa prendiera, por contacto, en las cabezas, los corazones y las manos ásperas y sucias por el trabajo sin derecho a un descanso…Y le dio por investigar la historia del trabajo, la pobreza, la austeridad. Enseguida se dio cuenta de que eso del trabajo sin siesta y la conformidad con la pobreza y el no-pensar, era pura ideología religiosa (la religión era algo peor que “opio del pueblo”, era destrozadora de cabezas, pies y manos. Paul era un tanto díscolo. Tenía sus más y sus menos con Karl, su suegro, sobre todo en lo que se refiere a la idea del trabajo), arma de contención masiva de los esclavistas y explotadores sucesivos. ¿Contra pereza, diligencia? No, se respondió: contra pereza, pereza; contra el tiempo invertido en el trabajo alienado, más “otium”, más tiempo liberado. Emancipación del tiempo ( ¿Sin duda Lafargue imaginó el peligro de “In Time”). Hizo cálculos muy rigurosos y llegó a la conclusión de que dado el desarrollo de la indusria y las fuerzas productivas, la jornada laboral debía ser 3 horas diarías (21 horas semanales). El resto para dedicarse al desarrollo personal, ocio creativo (desde luego no imaginó eso del turismo y la industria de la cultura o el deporte como espectáculo de masas…). En resumen, jornada laboral reducida drásticamente y bien remunerada porque esa combinadción menos trabajo / más ocio crearía riqueza. Y todo esto lo contó y divulgó en una serie de artículos, ensayos, panfletos divinos, bajo el título de “El derecho a la pereza”. El libro, como el Guadiana aparecía y desaparecía. Su última resurrección fue en en aquellos Mayos del “68”, en que se reeditó y se convirtió en libro de cabecera de cualquier joven sensato y economista de bien…
O Derecho a la pereza, o sea, ocio con dignidad o paro forzoso con sangre y lágrimas. La elección es bien sencilla. Trabajar todos, pero menos. Y no por por el “buenismo” de compartir oenegea o caritativamente el trabajo, sino por muy bajas y terrenas razones: por la creación de riqueza que los tiempos del conocimiento, la inforrmación y la innovación requieren. En resumidas cuentas que para que surja un mundo más acorde con las necesidades humanas, paradójicamente hay que vivir como Dios que al séptimo descansó. Sin embargo, la biblia no dice que antes de empezar a crear los pájaros y las flores y…se pasó la tira de siglos aburriéndose, sin hacer nada, solo imaginando cómo podría ser esa cosa nunca vista que llamamos mundo. Y lo que tanto tiempo le costó pensor, lo plasmó, según cuentan, deprisa y corriendo, en seis días…
Maruja también crea su mundo como Dios, perdón diosa y cuando le mira y le da el visto bueno y se dice, no le toco ya más que así es mi novela… enseguida va y nos dice: me lo tengo merecido. Derecho a la pereza…Sin embargo yo noto todavía un puntito de mala conciencia por su molicie arrastrada por las alfombras. ¿Es o no cierto Maruja? Confiésalo. ¿Sólo un Sábado vas a ser muelle y perezosa? Por favor, no te rebajes…
(Lo siento por este rollito, pero es que solo a Maruja se le ocurre empezar con una entrada así sabiendo que anda por aquí una tal Aracné, abanderada practicante del derecho a la pereza. El libro de Lafargue debería ser lectura obligada de los dirigentes y caudillos políticos y sindicales, una exigencia de los ciudadanos “indignados”. Y junto a él: “El talón de hierro” de J. London. Es una sugerencia para el 23 de Abril).
Compañeros y compañeras, camaradas y camarados, amigos y amigas, Toninos y Toninas, menos indignación y más pereza.

25 02 2012
AnnaGB (23:39:27) :

Yo pienso que no tiene nada que ver el ocio y la pereza. Esta última puede ser más un sentimiento que una actitud mental y el ocio, a su vez, puede concretarse en una “actividad” pasiva.
Quizás no se debería asociar pereza a pasividad y sí a la apetencia de hacer algo diferente a lo que crees que deberías hacer. No es lo mismo no tener ganas de hacer algo que tener pereza de hacerlo.
Creo que me estoy liando

26 02 2012
Luna (00:37:34) :

Sabia ARACNE, gracias por tu “panfleto”. Lo guardo muy apretadito junto al relax de Maruja como libro de cabecera .

26 02 2012
Ay (04:52:31) :

Por cierto, qué decepcionante la entrevista a Marlaska en A vivir que son dos días. Penoso. Él, no Montse, quien estuvo impecable, como siempre.

26 02 2012
fmedinac (10:16:31) :

AH.. la pereza…Uno de los magníficos pecados cápitales. Monseñor te azotara por esto. Pero que nos quiten los bailao. Guau, Tonino, guau. Aprovecha hombre, todavía estos no lo han prohibido.

26 02 2012
CBT (12:08:16) :

Hay mucha filosofía en lo que nos trasmite M.T. cuando nos dice que reivindica el derecho a la pereza -Aracne nos ha dado algunas sábias indicaciones sobre el fondo de la cuestión-.

Pereza -según la RAE-,
1. f. Negligencia, tedio o descuido en las cosas a que estamos obligados.
2. f. Flojedad, descuido o tardanza en las acciones o movimientos.
sacudir la ~.
1. loc. verb. Vencerla.
2. loc. verb. Emprender o continuar con buen ánimo una tarea o diligencia.

Según lo definido por la RAE, la pereza no es nada benéfico ni conveniente. Y se afirma cuando desperezarse: es sacudir la pereza, que nos libramos de un estado ineficaz. Todo ello me lleva a sentir, más que a pensar, que no hay educación y recomendación beneficiosa para tal fin, encuentro connotaciones morales-religiosas en todo ello. Digámos, claramente, que está mal visto la pereza y además es pecado.
Dicho esto, más que exigir que sea un derecho, habría que reclamar o un cambio de significado, o emplear otra palabra para comunicar cuando nuestro estado de ánimo (Alma o espíritu en cuanto es principio de la actividad humana -RAE-) necesita apalancar el cuerpo, para desentoxicar nuestro espíritu.

Muy buena la pieza de The Dave Brubeck Quartet – Take Five, y una delicia los aires turcos de la flauta en el desierto.