El artículo de Santos Juliá

2 10 2012

Se me había pasado incluirlo. En www.elpais.com


Acciones

Informacion

Una respuesta a “El artículo de Santos Juliá”

5 10 2012
DESDELASERENA (13:21:45) :

“NI DIOS LOS ENTIENDE Y ESO QUE LOS HA CREADO”
(Del Evangelio según Saramago)

Querido Guillermo Fernández Vara:

Si hubieras preguntado te lo hubiéramos dicho. A los nacionalistas, de cualquier pelaje y condición, no se les puede hablar en sentido figurado, para eso están ellos, al menos sus políticos, a este personal hay que dirigirse literalmente. No puedes decir que nos “robaron” 150.000 almas porque ellos son muy honrados y no roban nada a nadie, es que ni se les ocurre, en todo caso se limitan a afanar lo que siempre han pensado que les pertenece. Podrías haber dicho, por ejemplo, que explotaron sin misericordia de ningún tipo a 150.000 extremeños, a otros tantos murcianos y gallegos y a muchísimos más andaluces. Podrías decir que el general Franco puteó a todas las regiones, a unas más que a otras, pero favores lo que se dice favores económicos sólo a dos, el País Vasco y Cataluña. Esto lo puedes decir alto y claro porque al que no lo ha vivido probablemente se lo han contado. De tal modo y manera que mientras estos dos territorios de la vieja España desarrollaban un tejido industrial absolutamente desmesurado con respecto a otras zonas del país, estas últimas se despoblaban e iniciaban un éxodo interior, cuando visitar una provincia limítrofe era como viajar al extranjero, un éxodo interior de personas con baja o nula cualificación profesional a las que un sueldo fijo y seguro a fin de mes, por ínfimo y rácano que fuera les parecía digno del mayor de los agradecimientos hacia el explotador que les ponía el sobre encima de la mano. Empresarios vascos y catalanes a los que el Tirano mimó de tal manera que además de las subvenciones, estos que hablan tanto de los subvencionados, en cascada como río sin fin de dinero los proveyó de unos sindicatos llamados verticales que ahogaban cualquier reivindicación obrera en contra del empresario, sólo al final de la dictadura los infiltrados de Comisiones consiguieron algunas mejoras laborales. Los mismos que estando el Innombrable aún de cuerpo presente desempolvaron su viejo carnet de Nacionalistas Insaciables (bueno, esto último además de una gilipollez es una redundancia) de tal manera que ni antes ni ahora tienen bastante con nada.

Tan evidente es que esto ocurrió como que ya no ocurre. La inmensa mayoría de los emigrantes, y por supuesto sus hijos y nietos, viven integrados en sus lugares de destino, con más o menos gusto, pero allí permanecen, cosa por otra parte lógica en una sociedad moderna, la cultura acerca a las gentes y destierra complejos. Ocurre sin embargo que muchas de las almas que, en sentido figurado, nos robaron han desarrollado tal síndrome de Estocolmo que devienen en más nacionalistas que Ernest Maragall. Por eso muchos de los comentarios, por llamarlos de alguna manera, que te han dirigido estos días provienen de este valle de ánimas.

Artur Mas es un trilero, un trilero de la política y tus almas, que son las mías, recién llegadas de Estocolmo se embarcaron en la Diada, de tal modo y manera que mientras en el resto de España multitudes cada vez más multitudinarias salen a la calle a expresar su descontento, su cabreo y su desamparo, en Cataluña el 11-S se reunieron a bailar sardanas, contentos y felices de haber descubierto por fin la varita mágica, la Independencia. Artur Mas ha conseguido en menos de dos años arruinar definitivamente a Cataluña, 200.000 parados más y 5.000 millones de deuda, de deuda que no puede pagar. Ni el Tea Party republicano se hubiera atrevido a tanto. Sin embargo al mayor fracaso económico de un gobierno catalán le sucederá con toda seguridad una gloriosa victoria política, es lo que tiene disponer de sardanas que guardar en la recámara. De la deuda, del paro, del cierre de hospitales, de la política social más facha que se recuerda en este país, el señor Mas no tiene culpa ninguna, son las hordas bárbaras que malviven al Sur del Ebro las que nos han colocado en esta situación, por eso la varita mágica, por eso la Independencia. El Presidente de la Generalitat no puede comparecer ante la opinión pública acompañado de sólo dos banderas, la catalana y la europea, faltando gravemente al respeto de los catalanes que no cumplen los mínimos estandares de abertzalismo, que alguno habrá, digo yo. El honorable (?) Mas promete, una vez conseguidos los objetivos nacionales (??), como quien dice cautivo y desarmado el vaho de los cristales, no volver a presentarse a las elecciones, mayormente nos amenaza con estar dando guerra hasta el 3.500 d.C., sobre poco más o menos. Artur tiene, a-más-a-más de un rostro que se lo pisa, como el recordado Miguel Muñoz, una flor en el culo.

Ni Dios los entiende, compañero, no los entiende ni Dios.

Un abrazo, amigo,

DESDELASERENA.