No os perdáis este estupendo reportaje de Jerónimo Andreu en www.elpais.com