Y la sentencia: www.publico.es