pero sus conclusiones me parecen optimistas. La Merkel, siendo igual de derechosa, no tiene la talla ni la altitud de miras de Adenauer. En www.elpais.com