Una oportuna aclaración en www.publico.es