La anécdota

22 08 2012

Fíjate, Javier, que no había vuelto a leerme pero que la anécdota y lo que entonces comenté se me habían quedado grabadas de forma indeleble. No así el langostino que, incomprensiblemente, degradé a gamba. Claro que hace tiempo que él también está pelando gusanos.


Acciones

Informacion

Una respuesta a “La anécdota”

22 08 2012
javier (10:17:28) :

La mente humana es algo prodigioso.