La ministra de Cultura del PP sueco

25 04 2012

… cóme clítoris de un pastel racista. Y ni ella ni los de alrededor ven que a cosa carece de gracia. Aquí


Acciones

Informacion

12 respuestas a “La ministra de Cultura del PP sueco”

25 04 2012
BENJAMIN (11:02:28) :

La tontura no tiene sexo.

25 04 2012
AnnaGB (11:40:28) :

Es obsceno lo que hace y son obscenas las caras de todos los cortesanos.

25 04 2012
ignacio (12:38:19) :

Creí que el mal gusto tenía límites…

A Makode Aj Linde hay que darle un manual, comerse el clítoris cortado de una persona de color (escenificado en una tarta) y troncharse de la risa mientras tanto, es de locos en sentido literal. A la minstra no se me ocurre nada que poder darle… un bobobo de peluche ??… un set nuevo de neuronas ??… un…

25 04 2012
María Luisa (16:26:08) :

El pomo de cualquier puerta tiene más sensibilidad que la gaviótida esa.

25 04 2012
Txomin Goitibera (17:13:23) :

La tontuna no tiene sexo ni edad. Ojo al corillo que le está riendo la gracia.

http://www.youtube.com/watch?v=gznDOMKeWkA

25 04 2012
aracne (21:39:15) :

Maria Luisa no es solo la gaviótida esa, sino los “artistas” gaviotidillos y los corrillos de aplaudidores y es que como bien decía Jack London (y no solo) “bajo la oligarquía (o sea bajo el neoliberalismo desbocado, de nuestros “católicos ateos”) no florecerá una casta de sacerdotes, sino de artistas”. No sé por qué la noticia de este bienpensante episodio me trajo el recuerdo de dos películas que, en en su/mi iempo, me anonadaron (no recuerdo ninguna otra que me impactara tanto): “La naranja mecánica” de Kubrick y “Saló…”, de Pasolini. No he querido volver a verlas. A lo mejor algún día me decido…
Vivimos unos tiempos terribles y a la vez apasionantes en que hay que re-pensar y re-ciclar todo. In medias res, la ciencia, el conocimiento, las artes: Begin the beguine.
Una vez soltado el conato de panfletito, resumo: el episodio-perfonmance sueco, por su obscenidad, me ha parecido asqueroso, sucio, de un dis-gusto y una malasombra indigna de cualquier causa, incluida la supuestamente defendia y encausada.
Des-mitificar el Estado de asquerosidad, ya.

26 04 2012
flog (04:15:42) :

pues yo no entendí nada de lo leído.
nada

26 04 2012
María Luisa (09:23:20) :

Acabo de enviar un comentario que se ha esfumado…

26 04 2012
María Luisa (09:34:02) :

A ver ahora:

Es verdad, aracne. Mencioné a la gaviótida porque la ministra y representante del gobierno de los suecos es ella… pero ni esa señora, ni el performántido ni el coro festejante tienen el gesto o la actitud que a cualquier persona con un nivel de sensibilidad normal le provocaría participar en un acto contra la ablación del clítoris. Y sobre todo: elegir para la protesta por tal motivo (o la toma de conciencia, que es, creo, lo que se menciona en el enlace) comer un pastel con aspecto de mujer africana y tener el detallito de empezar el banquete por el sexo deja claro que la conciencia real de la/s mente/s que idearon semejante barbaridad con sensibilidad bajo cero.

26 04 2012
María Luisa (09:41:13) :

Me atropelléme.

En las últimas dos líneas, en lugar de:

“semejante barbaridad con sensibilidad bajo cero”.

Debería decir:

“semejante barbaridad tiene sensibilidad bajo cero.”

26 04 2012
aracne (10:21:54) :

Tienes toda la razón, Maria Luisa. A mí me parece fácil de entender y por eso muy fácil de despreciar. Lo de la “gaviótida” aunque solo sea por sus reminiscencias clásicas (los Atridas, los homéridas…) me ha encantado. Una con esos hallazgos disfruta un montón. Resultan muy económicos y dan un gustirrinín…

Otro arte y otras “instalaciones” fueron y seguirán siendo posibles. Este enlace sobre Diego Rivera y el MOMA va dedicado en especial a Raúl nuestro activísimo “mexicano”.
Diego Rivera, Josep Renau, siempre presentes por su arte contra las élites.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=148594

26 04 2012
María Luisa (14:29:15) :

Fui a ver una exposición recopilatoria de collages y fotomontajes de Renau sobre la mitad de los 70 y me enamoré para siempre. Qué actual sigue siendo.

Por cierto que Renau tuvo una etapa mexicana. En 1939, tras huir de España y conseguir dejar atrás la atrocidad del campo de concentración de Argelès-sur-mer, fue a México donde comenzó a colaborar con Alfaro Siqueiros.