Sí, se celebra, y ya ha merecido esta preciosa crónica -gracias, guapa- de mi incendiaria predilecta, Cristina Fallarás. En www.elmundo.es