Parécenme estas medidas como de antigua beneficencia: www.elpais.com