Lo de Soledad Gallego-Díaz

29 01 2012

En www.elpais.com


Acciones

Informacion

3 respuestas a “Lo de Soledad Gallego-Díaz”

29 01 2012
Raúl Fernández Justo (23:35:28) :

Si el PSOE pretende hacerse de nuevo con el poder gracias a una suerte de “alternancia natural”(un movimiento pendular cíclico y constante) sabiendo que hay una mayoría progresista en el conjunto de la ciudadanía,creo que cometen un error. Sin debate de ideas,sin restructuración del partido, sin asunción de errores, sin renovación de planteamientos .el PSOE está condenado a convertirse en un partido marginal sin capacidad alguna de ejercer una oposición constructiva o de convertirse en una opción de gobierno. El próximo congreso deberá ser un “golpe en la mesa” o un certificado de defunción.

30 01 2012
Txomin Goitibera (12:56:35) :

Alternancia… Vaya basura.

No sé, los partidos son medios, no son fines, son herramientas. Si deja de servir, se tira a la basura y se busca uno nuevo. ¿Hace alguna falta el psoe? ¿Ha hecho algo, no sólo el pesoe, sino la socieldemocracia en general por atajar este golpe de estado que padecemos en Europa? No padre, no ha hecho nada, antes bien ha colaborado. Pues que le den a la socialdemocracia.

Tendremos que volver a hacer lo que en los últimos años del franquismo, cuando la gente militaba y se movilizaba y no esperaba a que alguien militase por ella.

La cuestión es: ¿Estamos dispuestos a participar en la creación de una alternativa de izquierdas?

30 01 2012
CBT (21:07:04) :

¿Qué alternativa de izquierdas hay?: ¿Cayo Lara?
¿Por qué no vota la gente a IU? ¿Por qué han apartado a Llamazares? ¿Que izquierda demanda este país? ¿Qué izquierda deambula por Europa?¿Dónde está la intectualidad de izquierdas? ¿Qué discurso político necesita esta globalización?

Yo no lo sé, pero sé que hay cambiar lo que hasta ahora nos ha servido de referencia, y eso no se construye de un día para otro, por un lado con una juventud acostumbrada al consumo y por otro lado con una madurez apuntalando ideológicamente melancólicas estrategias de luchas pasadas. Todo ello mezclado con esta salsa de desencanto y pasotismo.