Un tuitero se acuerda de este artículo escrito por S-SS hace un par de años. Los comentarios que le siguen tampoco son mancos.