Lo pasé muy bien, con la gente y con mis anfitrionas del Fnac, tanto en Marbella como en Málaga. Aquí visité el museo Picasso, en donde fui atendida como una reina, muy cariñosamente, y me explicaron todo todo todo. El hotel Barceló, donde me alojaron, también me gustó mucho (está integrado en el complejo Vialia-Estación María Zambrano: arquitecto Tolo Cursach, estupendos interiores de Jordi Torres, que no es pariente mío). Aquí va una primera tanda de fotografías.

entrada al hotel

desde el vestíbulo

expendedora de pijamas instalada en el vestíbulo

tobogán para uso de clientes

poso junto al tobogán: ni harta de manzanilla

vero, mi amiga de editorial planeta, sí se atrevió

detalle de interior

más interior

más detalle