Extraordinario artículo del escritor Jordi Soler en www.elpais.com