En www.elpais.com

Y os pido disculpas por no estar dejando mensajes más personales. Llevamos más de dos semanas con Tonino en la curva final pero muy lentamente, Neus y yo haciendo de enfermeras y con un veterinario que viene a casa y le ayuda a tirar adelante sin sufrimiento, el tiempo que le quede. El pobretico se aferra a la vida y vamos a esperar, mientras disfrute de nuestros mimos.