Me gusta que Robert Fisk no se olvide de los más pobres del Líbano: www.independent.co.uk