Público, en crisis

6 01 2012

Los compañeros del diario Público lo están pasando mal: www.publico.es

Lo mejor que podemos hacer por ellos es comprarlo. Por ellos y por nosotros.


Acciones

Informacion

10 respuestas a “Público, en crisis”

6 01 2012
mariadelapaloma (14:16:13) :

¿¿¿¿porque,se cierra este periodico????, no hay tanta oferta, no hay tanta competencia…..¿¿que esta pasando???paloma.

6 01 2012
BENJAMIN (15:16:25) :

Igual que antes ocurrió con Diario16, los trabajadores son los grandes perjudicados. Intereses de todo tipo influyen para que se vaya al garete.
http://www.eldescodificador.com/2012/01/04/el-blues-del-hombre-de-negocios/

6 01 2012
AnnaGB (17:27:50) :

Si, yo ahora lo compraré con más frecuencia.

Hay poco corporativismo en este sector, deberían estar todos los periodistas de la prensa escrita en la calle protestando, sean del medio que sean, al margen de ideologías.

6 01 2012
jorge alvarez (21:26:49) :

cuando un periodico cierra el resultado directo es que se pierden muchas palabras,pensamientos, opiniones etc….. y esto es muy grave claro está que cuantos menos existan mucho mejor para los que sobreviven por eso a alguien le puede ineresar que esto suceda para sus intereses politicos.

6 01 2012
Txomin Goitibera (23:06:26) :

Así es .Jorge.

6 01 2012
albert (23:57:58) :

No estoy de acuerdo en lo de “hay que salvar los periódicos”. Depende. Si es bueno, se salvará él solo. De todas maneras sigo viendo más cantidad que calidad en la prensa española. Cuántos diarios presentables tenemos? Uno? Dos, siendo generosos?
Público es un poquillo panfleto, no nos engañemos, Maruja. Vamos, hay más opinión que información, y claro, nadie quiere leer noticias, digamos, ya opinadas de antemano.
Por cierto, Maruja, aunque no comulgo siempre contigo, me gustas y te sigo. Besote.

7 01 2012
Krust (20:07:04) :

En este tema estoy de acuerdo con ese “Depende” que comenta albert, aunque también es cierto que en este caso concreto no conozco lo suficiente a Público como para opinar, y es que no hay tiempo suficiente para estar… “tan informado”.
Entiendo el CORPORATIVISMO en el mundo del periodismo, por ejemplo a mí me gustan muchos articulistas (aunque discrepe a veces con sus opiniones) y a pesar de que estén en medios diferentes, la lista sería larga y por supuesto individual e intransferible, cada lector sigue a quién consigue transmitirle algo con sus escritos, o con su línea de pensamiento, eso es así y todo el mundo tiene derecho a comprar el periódico que le de la gana…
Pero echo de menos el COOPERATIVISMO en el mundo intelectual, ¿Qué sucedería si un grupo de mentes privilegiadas unieran sus esfuerzos en la creación de un proyecto cultural de enjundia al desamparo del sistema? Sin duda algo bueno, el riesgo es grande pero la recompensa vital podría ser todavía mayor!

8 01 2012
Luna (03:41:52) :

No estoy de acuerdo en que los periódicos deban solamente informar. Crear opinión es tarea de periodistas (de buenos, excelentes periodistas) y no de políticos, por ejemplo.

9 01 2012
Manoli. (00:57:49) :

Si Público desaparece, no quedarán periódicos de izquierdas. Éste es muy comprometido; apoya la Memoria Histórica, la República, el 15-M, etc. El problema, creo yo, es que si la información se obtiene gratis en internet, difícilmente se pagará por ella. La oferta de los fines de semana con entrega de dvd’s y libros es muy acertada. Mucho mejor que repartir sartenes o cuberterías.

10 01 2012
aracne (00:15:08) :

¿Todavía pensamos que un periódico “si es bueno se salva sólo”? Pero “bueno” ante quienes, para qué, en relación a qué intereses de clase, culturales…En un mundo ideal, sin conflictos de intereses, pudiera ser…aunque ni siquiera estoy segura de ello…
¿Todavía pensamos que las “noticias” no vienen ya opinadas de antemano? ¿quien seleccciona los datos, los hechos destacados de la variopinta realidad, quien los coloca en qué lugar de la página? Precisamente porque no hay nada más engañoso que esa “forma” aséptica, distanciada (a la manera de César) de presentar los sucesos de interés (las “res”), es por lo que se requieren opiniones, traductores que interpreten, que argumenten, que relacionen esos datos haciendo explícito un punto de vista concreto, bajo palabra de la propia responsabilidad. Es de esa relación información /opinión (“autorizada” y pagada, mientras dure, dure, dure el analfabetismo funcional…), de donde puede ir surgiendo el conocimiento y una comprensión más acertada y aproximada de la realidad. Mientras tanto y para ayudar a cualquier lector “donnadie”, o “nogente”, sería preciso que cada periódico explicitara cosas como: quienes le sufragan económicamente, cuales son los intereses político-morales que prioritariamente defiende, etc. etc.
¿Todavía seguimos creyendo en “mentes privilegiadas” y expertos que nos saquen las castañas del fuego de las palabras? ¡como si no tuviéramos bastante con los De Guindos y otros colegas…!(una debe ser muy rara, porque en mi memoria pasada y presente, los expertos en economía política, en historia, en el uso preciso de la lengua eran los mineros (de Asturias) y no los catedráticos de Universidad…Y no es una boutade ni exagero…
Pero de esto habría mucho que hablar, cara a cara, cuerpo a cuerpo…no es para blog…
Otro día más…no sin dejar de decir que lamento y siento que “Público” o que “El Pais” e incluso cualquier otro periódico desaparezcan…(y no son mis ideales). Quienes no fuimos a la escuela hasta muy tarde y no tuvimos cartillas ni catones, ni cuadernos y aprendimos a leer en casa en el ABC (periódico), sin entender nada, sólo descifrando palabras y espacios, sabemos lo que queremos decir cuando decimos que somos “filoefímeras”, amantes de los diarios de noticias y opiniones…Seguramente no entendeis nada, pero es que soy muy mayor…Os imaginais lo perverso que puede llegar a ser un niño o una niña de ahora que aprendiera el alfabeto y las primeras letras y palabras en “El País” o en el ABC que perdura y dura dura…
Mira por donde y como quien no quiere la cosa os he suministrado alguna noticia del ayer, real e verdadera, acompañada de la opinión de que cualquier tiempo pasado fue peor…(de momento).