Pero desde luego no es bíblica, es decir, inevitable y fatal. De eso es de lo que va. Del adjetivo, no del sustantivo.