Sor Grimma

12 04 2012

De Hansel y Gretel: www.elpais.com


Acciones

Informacion

18 respuestas a “Sor Grimma”

12 04 2012
Carmen O (12:12:59) :

Para que va a declarar, claro…

12 04 2012
María Luisa (12:15:18) :

Hay que preguntar al obispo de Alcalá sobre el pecado de esta monjita (y el de otras)

12 04 2012
Aurora (12:22:47) :

Ay, las monjitas. Pregunta: y no son precisamente las hermanitas de la caridad las que recibieron un premio Principe de Asturias, no hace tanto, por su trayectoria humanitaria? El problema de gente como esta monja es que no pueden (y no quieren) entender como mal lo que han hecho. Para ellos quitar un bebé a determinado tipo de familias es incluso hacer un favor. Ay si Vallejo Nájera levantar la cabeza !

12 04 2012
ignacio (12:23:37) :

tu sentido del humor es impagable…

12 04 2012
BENJAMIN (13:07:17) :

Pues alguna imagen no parece gustarle tanto trasiego ….

http://www.youtube.com/watch?v=07tJqZO4kAE

Se le llamaba ‘El Cristo mutilado’. A partir de ahora, no se.

12 04 2012
Txomin Goitibera (13:30:51) :

Escribiendo acerca de la génesis de su novela “La casa verde”, Vargas Llosa contaba lo siguiente:

Aunque la distancia que separa a los poblados aguarunas de Santa María de Nieva no es grande en kilómetros, el hecho de que el único medio de transporte sea el río, hace que el viaje demore horas y en ciertos casos días. Ésta era una de las razones por las que la Escuela Misional escaseaba de alumnas. […] El problema había sido resuelto de modo expeditivo. Cada cierto tiempo un grupo de Madres salía, acompañado por una patrulla de guardias, a recolectar alumnas por los caseríos del bosque. Las Madres entraban a las aldeas, elegían a las niñas en edad escolar, las llevaban a la Misión de Santa María de Nieva y los guardias estaban allí para neutralizar cualquier resistencia.
http://www.econfinanzas.com/ayudasescribir/Historiasecreta.pdf

Parece que el secuestro es una práctica popular y de larga tradición entre las monjas.

12 04 2012
Raúl Fernández Justo (14:58:54) :

¿Mercedes negro todoterreno con los cristales tintados?¿Hábito de las Hijas de la caridad?¿Roban, secuestran y cobran para comprarse un cochazo diciéndose hermanitas de la caridad? Aqui es donde suelto mi largísima lista de improperios y descalificaciones altisonantes(incluida la de hija de la gran pu…erta de Alcalá;los de adelante corren mucho las de atrás se quedarán tra, tra,tras…una mexicana que fruta vendía ciruela, chabacano, melón y sandía…(es muy larga y grosera mi lista…).

12 04 2012
antonioR (15:34:46) :

Eso de secuestrar y depositar a esos niños en otros hogares-Católicos,obviamente-fué prática de toda la vida de dios,como gustan decir,cuando hogaño en América desde los santos y cristianisimos jesuitas,franciscanos,don Bosco-aún permanece en la memoria el trasiego de indios Quilmes,trasladados los adultos desde el norte de Argentina hacia Buenos Aires,los niños a servir en casa de cristianos europeos,los de don Bosco con el mismo modus operandi colaboraban con los militares y los terratenientes como los Menedez y Brown,contra los indios Onas y Selkman (no quedaron nadie de ellos,luego estas santas monjas de la caridad de madrid,más cercano en el tiempo los obispos de Argentina colaboraron con el mismo celo en masacrar gente y repartir a los niños (lo digo en voz alta) SE HA CONSEGUIDO DEVOLVER LA IDENTIDAD A MÁS DE 115 NIÑOS y siempre hubo un cura,o católico de pro trás de esos secuestros.,en honor d ela verdad es verdad que dentro de esa secta hubo algunas buenas gentes como las monjas francesas secuestradas y asesinadas,el obispo angelelli,el padre Pancho y el cura Mujica,moscas blancas en ese mar de gente torva-no hay más que verle la cara a esa vieja con la misma cara del mal que posee Bento., “el capo”.sor Grimma que buen sobrenombre para la posteridad.

12 04 2012
Tini (15:35:34) :

Inmaculada Concepciòn que la parió !!!!!

12 04 2012
antonioR (16:53:01) :

en lo de don bosco,debí poner para ser exactos Salesianos y anglicanos que fueron por la Patagonia a fines del XIX y cominezos del XX,perdonen los de don Bosco.

12 04 2012
antonioR (20:43:56) :

Acabo de leer que Gallardón va a impulsar un registro general sobre los hijos que buscan a sus madres y madres que buscan a sus hijos,parece mentira que esta medida la impulse esta gente.,y sosoman y la inclita Maria Tere no lo hicieran en su momento,cuando era de justicia que ese registro se debiera hacer con premura.-a todo esto ¿andeandará el sosoman?-que siga disfrutando del salario que se lo pagamos los de la gleba,como siempre…

12 04 2012
José Manuel (21:01:52) :

Quería comentar la foto que acabo de ver en la web de El País sobre la monja acusada del robo de niños (un asunto del que por cierto creo que ha pasado por mi vida dos veces en personas cercanas a mi familia). No quiero comentar algo tan obvio como que la tal monja da más miedo que el raptor de niños de Chitty Chitty Bang Bang (una pesadilla de mi infancia), no. Todavía me da más miedo la sonrisa de su joven compañera. Es como la sonrisa de Camps a la entrada de los juzgados, pero a lo bestia, como los “dientes, dientes” de la Pantoja pero en una circustancia terrible y muy dolorosa. Parece mentira que una sonrisa pueda ser tal falta de respeto y sensibilidad, y aunque sé que no se debe generalizar, representa perfectamente para mí la tan hablada hipocresía de ls Iglesia (en este caso católica). Nadie acude ante un juez como si fuera Julie Andrews en Sonrisas y lágrimas. Es una sonrisa que me pone los pelos de punta.

12 04 2012
elblogdeluna (22:04:39) :

Los peores monstruos son siempre los que actúan en nombre de la caridad. Un saludo

13 04 2012
Tremere (03:42:12) :

José Manuel, hemos pensado exactamente lo mismo. Qué terrorífica la sonrisa de la acompañante!! (El raptor de niños del Chitty Chitty Bang Bang… compartimos también pesadillas de la infancia). Qué halo de inocencia inmaculada, de “aquí no pasa nada”, de alabaré – alabaré a mi Señor. Y qué familiar esa sonrisa. Es la misma de una Sor de mi colegio cuando nos enseñaba la canción del aborto (siniestra y pavorosa la imagen de 45 niñas pequeñas cantando aquello de “me pongo a pensar que si estás de acuerdo ya no naceré… ya no estorbaré… adiós, mamá, rezaré por ti…” (Tengo casi 34 años y aún se me llenan los ojos de lágrimas de rabia ante el recuerdo de semejante vileza, semejante manipulación asquerosa. Cómo nos hacían llorar aquellas zorras imaginando el dolor de aquel bebé con conciencia de sí mismo perdonando a su asesina). Es la misma sonrisa de aquel cura (El Gremlin) con cara de iluminado fanático que nos explicó a los 12 años que una niña que se dejaba besuquear acababa convertida en “mujer de 4 letras”. Criminales repugnantes. Lava cerebros. Torturadores sistemáticos de niños. Estos son los mismos que se duelen de cómo atenta el laicismo y el rojerío contra el sacrosanto derecho de la mujer a ser madre. Cómo OSAN, cocos modernos, brujas sin entrañas, ladrones de criaturas? Qué triste que al referirnos a esta gentuza enferma, recalentada, viciosa y castrada de toda compasión, estos a los que supuestamente mueve el amor al prójimo, tengamos que repetir eso tan manido de: “pero bueno, es cierto que algunos son buenos”.

13 04 2012
María Luisa (08:50:59) :

Los comentarios de Tremere y José Manuel me han hecho recordar una experiencia personal con monjas. Las escolapias del convento de Carabanchel Alto montaron un cole en mi barrio y mi madre me matriculó en él. Años 60. Yo tenía 6 o 7. Mi profesora, Sor Milagros, elegía cada día una niña para ser acompañada a la parada del autobús. Durante el camino hasta la parada del bus y, también, en el tiempo de la espera, la monja te agarraba el cuello por detrás e iba apretando, clavando sobre todo el índice y el pulgar, donde podía. Hacía mucho daño.

¿Qué clase de mierda de idea animaba a la monjita para torturar a niñas pequeñas?

Si miráis la foto, del enlace de GoogleMaps http://maps.google.es/maps?q=colegio+escolapias+carabanchel&oe=utf-8&rls=org.mozilla:es-ES:official&client=firefox-a&um=1&ie=UTF-8&hl=es&sa=N&tab=wl veréis la entrada nueva al colegio. Entonces se entraba por un patio que está al costado del edificio amarillo de al lado.

13 04 2012
Txomin Goitibera (09:34:51) :

María Luisa, pero qué hija de puta la monja. Donde habías puesto escolapias, yo había leído “escalopias”. Buscando una explicación psicoanalítica, se me ha ocurrido que al fin y al cabo un escalope es carne reseca rebozada.

13 04 2012
CBT (11:14:47) :

El tema de los ‘niños robados’ es un eslabón muy coherente en la cadena de malignidad que supone la gran burbuja del nacionalcatolicismo.
En todos los comentario sobre el tema está el poso que acredita esa doble moral de sus fieles, que siempre ha dado pie al despiste de sus bondades: Tanto la risa de al una como la severidad de la otra es un muy buen ejemplo de ello.
Me alegra mucho lo que está sucediendo con el ‘destape de las tocas’, y, como no, con la información que salga de las cloacas, para, prioritariamente, paliar las dudas de muchas familias, y, a poder ser, conocer un poquito más a los componentes de tales fechorías para evidenciar que aún los hay que se nutren de esos principios: Gallardón, el que hoy quiere poner apósitos curativos sobre una gangrena llena de gusanos, cuya terapia recomendable es amputar cuanto antes los ‘miembros infectados’.

13 04 2012
Tremere (22:55:55) :

Txomin, una genialidad lo del escalope. Carne reseca rebozada. Lo buscas en el Espasa y te sale la foto de una monja.

María Luisa, cuántos recuerdos, verdad? Yo nací en el 78. Estudié con las monjas 9 años (párvulos y EGB, hasta los 14). Me dieron la condicional en el 92. Ayer por la tarde, como quien dice. Me acuerdo perfectamente de la Sor que le espetó a una compañera de clase que era hija del pecado (madre soltera, ya sabes). Es un ejemplo de entre cientos que podría contar (que muchos podríamos contar). Ya en párvulos una tierna monjita me dio de golpes en la cabeza hasta que me zumbaron los oídos y me meé encima. Nunca le dije a mis padres lo que había pasado, ni siquiera cuando ella (que me dejó empapada todo el día) le explicó a mi madre que no había pedido permiso para ir al baño, sencillamente me lo había hecho sin más. El castigo en cuestión fue porque me peleé con otra niña y le pegué un mordisco. Un buen mordisco, la verdad sea dicha. En la mano. Repito: fue en párvulos. Tenía 6 años.

Antes de eso yo creía que las monjas eran algo así como abuelitas que cantaban, te enseñaban las letras y te daban láminas de la virgen y el niño para colorear. Bendita inocencia. Por cierto, las mías eran Hijas de la Caridad. Como Sor Grimma. Hijas sí, pero de la grandísima perra. Había una encantadora que murió de cáncer a los cuarenta y pocos. Dios es un cachondo que te pasas.