Thatcher

29 02 2012

Lo de que Margaret Thatcher no tocó el sistema de salud, por mucho que lo diga Streep, es falso. Hice un reportaje en Gran Bretaña cuando la primera ministra estaba en el poder y acababa de imponer la Poll Tax, usando como conejo de Indias a los escoceses. Visité centros de salud de barrio, hablé con otros periodistas, fui a hospitales. Fue con ella cuando se puso de moda lo de, en la pública, mandar al paciente a casa tras haberle visitado. No había camas, y en algunos hospitales no había ni bombillas. Eso sí, consiguió convencer a la ciudadanía de que cada ciudadano tenía que tener su casa en propiedad. Y acabó con los sindicatos. Meryl es muy dueña de sufrir su propio síndrome de Estocolmo, como Leonardo di Caprio lo padece respecto a J. Edgar Hoover, que fue un azote. Son actores, no sociólogos ni politólogos. Ni siquiera periodistas.


Acciones

Informacion

8 respuestas a “Thatcher”

29 02 2012
Carmen O (10:38:04) :

Ya, por eso no he visto la peli, Margaret Thatcher me repatea!

29 02 2012
Txomin Goitibera (13:16:09) :

Una cosa es recrear un malo de cine, digamos Edward G Robinson en Cayo Largo, y otra jalear a una impresentable con la que sería prácticamente imposible empatizar. No tengo ninguna intención de ver esa película.

29 02 2012
mariadelapaloma (13:18:10) :

Solo son actores, es decir emuladores de otras vidas, que ni siquiera se deben de molestar, en indagar en esos papeles,porque algunos producen miedo,hasta urticaria…….por ejm.Hoover
Y estamos olvidando las tremendas sumas de dinero que se levantan!!!! paloma

29 02 2012
aracne (16:54:48) :

Sí, solo son actores y muy buenos y muy bienpagaos…podrían permitirse un lujo por la democracia: decir No a guiones y estéticas de la manipuación…
La Guerra fría cultural nunca se fue del todo pero está rejuveneciendo con algo más que brotes verdes…El cine sigue siendo un vehículo prodigioso para crear adhesiones emocionales y presentarnos humanos “monstruos amables”…
A pesar de cerrar las ventanas, la pestilencia gaseosa se filtra por las rendijas y las paredes. No se puede huir, solo queda subvertir…

29 02 2012
Marta (17:47:21) :

Yo creo que más que el síndrome de Estocolmo es la habitual sorpresa que se llevan los americanos cuando ven que otra vida es posible, y creo que el “no tocarlo” en percepción americana es más bien sinónimo de “no lo desmanteló”. Vamos, que existía antes y después de que ella pasara por el 10 de Downing Street. Yo tampoco soy periodista, ni politóloga, ni tengo conocimiento de causa por haber vivido la era Thacher-Reagan sin conocimiento, así que no intento defender ni atacar a La Dama. Me quedo con mis ideas preconcebidas de que ambos fueron de lo peorcito que le ha pasado a la civilización occidental y con la idea de Tariq Ali de que los centroizquierda que han venido después no han hecho sino seguir su línea y empeorarla.

Lo de Meryl Streep no me sorprende en absoluto. No llevaba aquí muchos días cuando me di cuenta de que las derechas e izquierdas de Europa y US no se pueden comparar tan alegremente, y no solo porque yo me haga un lío llamando republicanos a los que aquí lo son. En Europa hay cosas que, por suerte, aún parecen un ataque a derechos fundamentales, y esos derechos aquí aún son privilegios de unos pocos. He conocido gente muy despierta, muy comprometida, muy demócrata, y hay cosas que para mí son básicas y que han estado en boca de nuestros políticos desde siempre y que a ellos simplemente no se les pasan por la cabeza. Y a través de la educación o de la tele no les llegan, así que la mayor parte de la gente no se cruza nunca con una situación que ponga en duda que el status quo pueda ser diferente.

Por eso me da tantísima rabia que sigamos teniendo políticos tan cafres que no hacen más que importar las cosas malas de Estados Unidos mientras las buenas, que tienen muchas, se quedan atrás. Por eso me da tanto miedo que metan las tijeras a la sanidad y la educación, que deberían ser patrimonio (y orgullo) nacional. No hay que irse atrás en la historia para ver adónde lleva todo esto, para saber las desigualdades que causa, para saber lor problemas tan difíciles (y caros) de resolver que causan esas políticas. Solo hay que venir aquí y ver cómo van las cosas y cuánto dinero se les va en remedios que no son siquiera soluciones porque encima una gran parte del país es ciego a las necesidades del resto…

Perdón por el rollo, que me enciendo y no paro.

29 02 2012
Marta (18:31:17) :

Por cierto, que Meryl Streep se llevó un millón de dólares por su papel de Thacher, y lo donó entero a la fundación National Women’s History Museum (http://www.nwhm.org/). Aún no tengo una opinión formada de si ese museo es buena idea o no, apenas me enteré de su existencia hace unas semanas, pero ahí es nada: dar vida a la primera mujer que ocupó el cargo de primer ministro en “Occidente” (qué poco me gusta ese término…), que llegó donde llegó rompiendo no solo las barreras de género sino de clase en un partido de lo más clasista en un país clasista, alguien con cuyas políticas se puede fácilmente disentir pero que fue un hito histórico (y aún está viva, geee…) y donarlo todo por la construcción de un museo para la celebración de las mujeres en la historia. Hablando de ética y coherencia…

Anyway, yo a Meryl Streep se lo perdonaría casi todo solo por haber hecho Los puentes de Madison county, Out of Africa y Sophie’s choice (y unas cuantas más cheesy que le aligeran a una cualquier día malo).

¿Alguien sabe en qué quedó lo del falseamiento del déficit español? Lo último que leí fue que reuters insistía en que sus informantes eran fiables y que había habido manipulación, pero no me aclaro a ver cómo está el asunto…

29 02 2012
Raúl Fernández Justo (19:55:16) :

Thatcher; imperdonable la matadera en las Malvinas(imperdonable e incomprensible la postura de España en aquel conflicto). Hoy el archipiélago se militariza subrepticiamente, con una cierta desidia por parte de la ONU…Subleva pensar en este neo-neocolonialismo británico trasnochado y prepotente(maniobras militares de provocación y chulería, con el heredero de la Corona al frente para mayor afrenta).

1 03 2012
María Luisa (10:57:12) :

Sí, Raúl, la Guerra de las Malvinas fue imperdonable (y la postura española, también). Y esas maniobras recientes en el archipiélago, un gesto de merde.

Lo del falseamiento del déficit, Marta, ha quedado en los titulares de hace unos días. Lo cierto es que el gobierno calla cuanto puede sobre las cifras y, por ejemplo, no elabora -quizá debería decirse publica- los presupuestos (que se reclaman hace tiempo en Bruselas) a la espera de las próximas elecciones en Andalucía y Asturias; por aquello de la impopularidad de los recortes, supongo.