No he visto The Iron Lady. Por mucho que me guste Meryl Streep, o precisamente por eso: no quiero guardar en mi mente ni una sola imagen de ella convertida en la mujer que hizo matar a tanta gente en las Malvinas. Eso, me lo ahorro.