Lo he dejado para comer aparte. Es la casa (pasó por muchas) en donde Beethoven compuso la 5, en donde escribió su conmovedor testamento (cómo sufrió, el hombre: podéis encontrarlo en Internet, a mí me lo descubrió Victoria). El lugar podrían tratarlo mejor, con mayor afecto. Nosotras consideramos rutinario y nada afectivo el trabajo de los cuidadores, pero claro, nosotras somos apasionadas forofas.

Caminito de Heiligenstadt, una vista del campo

entrada al museo: llamamos grúa

patio interior

patio interior: él estuvo a la sombra de este árbol

entrada al museo

interior sala

grabado romántico a morir

la partitura de la 5ª

su firma, en el testamento

y servidora

victoria