Winnipeg, 1939

2 09 2012

De bien nacidos es ser agradecidos. Hoy en www.publico.es

A Matilde y a su hijo -a éste, en la cárcel- les conocí en Santiago de Chile, a finales de los ochenta. Inolvidables.


Acciones

Informacion

Una respuesta a “Winnipeg, 1939”

2 09 2012
Aracne (21:18:22) :

¿De bien nacidos ( o sea de “ingenuos”) es ser agradecidos? Entonces hay muy pocos biennacidos o ingenuos…En cambio hay una verdadera inflacion de tolerantes. La tolerancia travestida en indiferencia, ha borrado y anulado la capacidad y la necesidad del agradecimiento. Habría que reflexionar sobre ello. La tolerancia puede insensibilizar y adormecer, no así el agradecimiento…
El exilio “exterior” postguerra civil, fue terrible pero también lo fue el exilio “interior”, por más que de ese apenas se hable. El exilio de los que se se quedaron…