Aquí tenéis mi colu en El Diario

26 09 2013

Un parrafito para abrir boca:

La mentira se ha instalado entre nosotros como una mofeta de compañía. Al principio, su fetidez nos producía náuseas. Poco a poco nos hemos ido acostumbrando. Además, tiene un bonito pelo, ¿no les parece?

Sin embargo, en las últimas veinticuatro horas se han pronunciado oficialmente dos frases sinceras. Una, cuando el cirujano de Su felizmente operada Majestad dijo, como al desgaire, que “yo no sé cuáles son las actividades de un rey” (cito de memoria). Me quedé noqueada, consciente de que acababa de escuchar la única verdad del día.

Y el resto, en eldiario.es


Acciones

Informacion

2 respuestas a “Aquí tenéis mi colu en El Diario”

26 09 2013
Lola Fassía (13:55:26) :

Da asco ver en lo que nos hemos convertido. Nos hemos aborregao
¿Es que no tenemos voluntad de salir del túnel negro en el que nos hemos metido?
¿Para cuándo esas masas en la calle formando barricadas y luchando, moviéndose?
La gente joven en paro está pensando en emigrar a Suiza -¡¡¡donde ya hay colas de parados!!!- en lugar de quedarse aquí a luchar por lo que es un derecho…

ENHORABUENA, MARUJA, HAS VUELTO MÁS GUERRERA QUE NUNCA, TAN BRILLANTE COMO SIEMPRE.

FUERTES ABRAZOS,
Lola.

26 09 2013
Raúl Fernández Justo (21:44:16) :

“Retirado viviente a la benedictina”. Bueno, lo primero que se me ocurre decir es que Maruja Torres está de vuelta;¡¡ha vuelto!! Mira que extrañaba yo estas agudezas( en este caso preciso, vendría a ser una agudeza premonitoria, puesto que precisamente eso creo que terminará ocurriendo con el Su Majestad: saliendo en silla(¿trono?) de ruedas camino de un retiro inexorable a su plácida jubilación-forzada-¡¡quítate tu ya!!-cese de la testuz coronada-abdicando”mi rey”, que ocurrirá más pronto que tarde. En una sóla frase se condensa el futuro imperfecto(¿pluscuamperfecto?) de lo que habrá de ser y,al parecer, naidem quiere que acontezca, aunque, de hecho, todos saben que de que va a acontencer sí acontecerá… Un príncipe hecho rey, un rey convertido en afable lémur benedictino y una reina huyendo despavorida ante la más que presumible labor de tirar de la mentada silla de ruedas “per secula seculorum”. Está visto que hay que leer las nuevas columnas de Maruja Torres con lupa y transida atención; ahora dicen mucho más que dos verdades( vistas desde México son subproductos de la Marca España; tanto el comentario sobre las funciones del rey, como el “hilillo babeante” de Rajoy al negarse a dar paso alguno sobre la regulación de las funciones(¡¡me troncho de risa, funciones¿cuálo de qué me óigame tú?!!).
Lo dicho, un placer leerte Maruja. Mil gracias.