El artículo de Olga Rodríguez

2 10 2013

Aquí, un aperitivo. No os lo perdáis:

Dice Naomi Klein que la estrategia de la doctrina del shock, ideada por el economista Milton Friedman y puesta en práctica por sus poderosos seguidores -desde presidentes estadounidenses hasta oligarcas rusos, pasando por dictadores del Tercer Mundo, catedráticos de universidad o directores del Fondo Monetario Internacional-, consiste en “esperar a que se produzca una crisis de primer orden o estado de shock, y luego vender al mejor postor los pedazos de la red estatal a los agentes privados mientras los ciudadanos aún se recuperan del trauma, para rápidamente lograr que las “reformas” sean permanentes”.

Entero, en El Diario.

 


Acciones

Informacion

4 respuestas a “El artículo de Olga Rodríguez”

2 10 2013
Aracne (10:35:11) :

La realidad es realmente imposible. Y sin embargo, se aguanta.
Oh, realidad, realidad, ¡no me puedes hacer esto!
¡cómo que no puedo! ¡ya ves que puedo…aunque no debo!

2 10 2013
Conshi (18:13:14) :

Queridas marujatrises, bollería industrial, guarnisioneros todos mios de m i corasón y de mis sentrañas:

No de preocuparos corasones: el capitalismo nos sa yevado a la ruina pero el capitalismo nos sacará de ella, ese es su trabajo síclico, primero te deteriora y te humiya y te empobrese en un 35% y luego te resicla, pero teneis que dejarlo tranqui, que vaya a su aire, que reubique su mierda, ashisharre a sectores seconómicos completos si estudie los nuevos sectore prosdustivos si punto, y de nuevo el crédito blando y la burbuja de seda y la corrupsión y la isquierda gobernando para despistar a las criaturas sinosentes mientras hase el trabajo susio de la deresha.

A ver si os senterais ya coño, ni MIlton Fridman ni Ramón Tamames ni Isabel Pantoja ni ná coño ya adormilás que sois sunas sadormilás. Todo este royo de PP malo malo PSOE bueno bueno y UPyD e IU subiendo subiendo me tiene ya mu jartita. LOs partidos hasen su papelón y el capitalismo financiero nos vigila a ver si estamos hasiendo bien las camas si lavando bien las bragas marujatrises.

Y no olvideis sademás que Carmá Shacón también nos vigila permanentedemente desde Mayami, y si cometemos salgún fallo intelestual económico o político, vendrá rápido a ponernos sen orden marujatrises.

Por de tanto, solusión: a) Distadura der proletariado nasionalisasión de los medios de producsión ( espesialmente Mango y Vitorio & Luchino reyes mios) y que vuelva el comunismo que mi querido Mao es que me pone aaaahhhhh. b) Pórtate muy bien, aspúntate a varios masters , consume y estáte preparada para cuando acabe la crisis, y cuando acabe, corrómpete capitalistademente hasta las cashas si acumula biyetes satontá que estás satontá ya coño.

Pero si os digo la verdá- y la Conshi sólo miente sábados salternos-, lo que a mi me de preocupa es sel nasionalismo. Es sun fenómeno asqueroso, indesente y peligrosísimo. Después de una guerra, de una dictadura y de un pacto constitucional aceptable y aceptado, el pueblo español consiguió papel higiénico para el water y que se considere de mala educasión eructar en la mesa habiendo invitados, pero unos unos listos verborreicos si corruptos te disen que, por favor, no les hables de la Constitución ni de la ley. El pueblo deside. Tiene guasa el asunto marujatrises ya por dios todo esto me cansa musho la verdá y toda esta sarta de obviedades hase que el pueblo cada ves lea menos periódicos y se fie menos de supuestos lideres sosiales y sorvide de lo prinsipal , que es foyar (perdón, que drástica ) y si tu no hases sel amor todos los dias tu desoxiribonucleico se adosena y sólo tacuerdas de Cayo Lara y del Papa Curro con to la leshe que mamó ya por dios ya marufléxicas.

2 10 2013
Raúl Fernández Justo (20:54:52) :

Ya entendí. Receta para México. Teniendo unas reservas de petróleo fabulosas no hay refinerías para convertir el crudo en gasolina…ergo lo mejor es privatizar todo para que sean los gringos los que se queden con todo a cambio de nada. Ni crisis ni nada; entregar las reservas sin más.

3 10 2013
CBT (09:25:46) :

Buenas!
No sé quién me ha dejado más ennortá: si el interesante artículo de Olga Rodríguez o la excelente aclaración de doña conshi.
Un lujo tener a Maruja Torres que nos proporciona ambos regalos.