El origen de la contratación de Rato por Telefónica

5 01 2013

Ocurrió hace 15 años: www.elpais.com


Acciones

Informacion

17 respuestas a “El origen de la contratación de Rato por Telefónica”

5 01 2013
BENJAMIN (12:42:53) :

Telefónica -¿cuando perdió lo ‘de España’?- sabe muy bien a quien tiene que agradecer sus desvelos. Llevo casi 16 años con Vodafone -antes Airtel- y desde luego en éstos momentos lo agradezco mucho más.

Deutsche Telekom lleva con mucho orgullo su identidad nacional. Aquí, nuestros patriotas de opereta les faltó tiempo para quitar el apellido a la nuestra. Que extraños compañeros de viaje logra la pasta.

5 01 2013
AnnaGB (13:23:23) :

Favor por favor. Eso es lo que hace que muchos impresentables estén toda su vida de cargo en cargo y tiro porque me toca. La palabra asesor o consejero es un eufemismo porque no saben como llamarlo. Es puro caciquismo con traje de Armani.

5 01 2013
Celia (15:24:09) :

Claro, claro, pero para corrupción, ya se sabe, la de Venezuela. Que cosas como las de este tipo no merezcan editoriales en esa prensa tan preocupada por los acontecimientos de Caracas es una muestra de lo bendita que es esta democracia para la clase de la que forman parte un grupo de familias que , en España, emergieron desde el golpe de estado que terminó con la segunda república. Pero, nada, como en la transición vencedores y vencidos según el canon en curso, ésto es Jauja.

La verdad es que se le revuelven a una las tripas. Vaya peña!!!!!!

5 01 2013
tini (20:15:09) :

Celia, dejo este análisis de Carlos Elordi, que va en dirección contraria a la mayoría de “periodistas” de otros medios.

http://www.eldiario.es/miradaalmundo/pasara-Venezuela-muere-Hugo-Chavez_6_87201282.html

5 01 2013
Celia (23:19:19) :

Gracias Tini, sí en la prensa digital hay otras cosas, por fortuna. También Escolar y en Twitter he leído cosas interesantes.

Veo que en mi anterior comentario no completé la frase : quería decir que como lo que hay que creer a pies juntillas es que en la transición vencedores y vencidos se perdonaron, pues pelillos a la mar. Anoche se lo oí a Cebrián,por ejemplo.

Y aunque me cueste trabajo, aunque haya algo que hace difícil hablar de estas cosas, voy a decirlo: Cada vez que lo escucho , me hieren. Mi abuelo es uno de esos desaparecidos y de los que no dejaron rastro por la conclusión a la que he llegado tras muchas indagaciones. A estas alturas las evidencias es que sus restos o están en un osario de un cementerio o yacen bajo una autovía construída hace unos años. Toda mi vida, to-da-mi-vi-da desde que tengo uso de razón recuerdo cómo ese hecho ( y otros consecuencia de ese) gravitaron sobre mi familia. Cómo condicionó la vida de muchos de los hijos de mi abuelo.

En la transición ví la generosidad de la gente como mi padre, más atento a lo que podía traer la democracia que a pedir rendiciones de cuenta. Pero sé también que haber recuperado sus restos, evocar su nombre en el pueblo de donde se lo llevaron un día hubiera servido de bálsamo para esa herida que condicionó su vida.

Una herida que nos ha alcanzado también a la generación siguiente ( y en algunos casos a la siguiente a la mía) . Hasta el punto de que cuando en la primavera de 2010 una inciativa que convocó en las instalaciones de la Complutense de Madrid (en la C/San Bernardo) a quienes quisieran dar testimonio de sus parientes desaparecidos acudí con unos folios escritos contando la historia de mi abuelo y casi al instante de comenzar su lectura deseé que me hubiera tragado la tierra. ¿Sabéis porqué?

Fue comenzar a leer y ponerme a llorar hasta el punto de no dejar de hacerlo prácticamente hasta que terminé. Sentí vergüenza y estupor, la verdad. Porque en mi familia siempre se habló en voz alta de este asunto y en mi entorno, cualquiera que éste haya sido, entre la gente más próxima , siempre lo han sabido. Así que de ninguna de las maneras sospechaba esta reacción .Recuerdo que me entrevistó después una televisión alemana y mi entrevistador dijo que era evidente que las heridas estaban abiertas.

Lo que es intolerable es que 34 años después de aprobada la constitución no haya habido manera de cerrar este asunto. Me parece muy bien que como han dicho y dejado escrito los mascarones que estuvieron al frente de la transición, (y cito de memoria) ” en la universidad hijos de vencedores y vencidos, sellaron la paz “. O que Carrillo elevara a Juan Carlos a las alturas. Pero ¿de verdad creen estos que se sienten tan ufanos “con lo hecho” que no hay otra manera de terminar con un asunto que ha acabado con la carrera del único juez que intentó enmendar el entuerto? ¿ No habrá paz para los vencidos, un recuerdo en los archivos municipales de aquellos hombres y mujeres que un buen día desaparecieron de sus pueblos para no volver jamás ,ni vivos ni muertos?

“Los mataron como conejos”, me dijo un anciano hace dos años y que tenía 14 años cuando a su hermano,maestro de escuela, se lo llevaron por las mismas fechas que a mi abuelo.” Si fuera, ahora, hubieran escapado, se hubieran defendido” fabulaba el hombre mientras me contaba cómo era la vida por aquel entonces.

Por eso dá vergüenza espectáculos como los de ayer. Por eso da la risa cuando desde la misma jefatura del estado se reconoce que queda camino por reconocer en la vertebración del estado. Sí , es lo que pasa cuando saca de madre los logros que sin duda hubo en la transición. La mayoría, peleados por la población que salió a la calle, hizo huelgas y en medio de los peligros que acechaban, algo se jugó. Pero había tantas cosas en contra…….
En una palabra que aquello fue lo que fue, y ya está. Estuvo como estuvo, ¿pero de verdad que no se puede avanzar? ¿de verdad que todo lo que tenemos de encomiable, se hizo entonces y por esa generación y ya está? .

Creo que ,una vez más, nos va a costar mucho trabajo descongelar esa foto fija que tantos poderes están empeñados en guardar. Feliz año a todos, amig@s.

6 01 2013
Raúl Fernández Justo (05:48:15) :

Como si de un auténtico cementerio de elefantes se tratase, Telefónica( ¿Telefonica.sin acento? contrata “activos tóxicos” como asesores,directivos consejeros o asesores. Si después de “darle en la torre” a Bankia los “High Class” de la compañía deciden contratarle sólo cabe pensar en el buen uso que harán de la información privilegiada que el sujeto tiene almacenada en sus neuronas recargadas. Urdangarín, Rodrigo Rato… Supongo que para las filiales en Asia no les vendría nada mal un Gao Ping (loado sea el bienamado) o una Fabra Quesejo para mercados más rudos como el ruso o el Norteamericano(el gringo,claro). Hay que ver en que acabaron las “matildes” de antaño…

6 01 2013
Raúl Fernández Justo (06:08:48) :

Celia. Qué necesarios son los testimonios como los tuyos para no perder la perspectiva de lo que acontece. Vender una imagen a través de una”charla” televisada con el Jefe de Estado en caída libre-como si nada aconteciera- a algunos nos parece más patético que creíble. Obviar hechos y personas que desaparecieron de la “memoria colectiva” pretendiendo ser el “soberano” de todos los españoles es una real falacia. Sin el imprescindible reconocimiento a las personas que murieron defendiendo aquel orden constitucional sustraído por los convincentes argumentos de las armas, no hay verborrea que valga. Siempre estará esa sombra,esa herida abierta, esa ineludible obligación por cumplir. Si el nuevo Rey( el señor Felipe de Borbón 2 Sicilias y media Cerdeña) quiere dar fe de lo “sobradamente preparado” que está debería ponerse manos a la obra desde ya para cimentar su futuro reinado con algo más que discursos mal leídos y peor interpretados. No se puede avanzar sin tantos pendientes que solucionar.

6 01 2013
sencillica (07:27:02) :

Celia :(

6 01 2013
Celia (14:10:31) :

Gracias.

6 01 2013
Lola Fassía (23:20:25) :

Ay, Celia, cuánto dolor produce el no poder honrar a los muertos hechos desaparecer por infames.

Un ABRAZO.

Lola.

7 01 2013
Aracne (00:37:44) :

Celia acabo de leer tu testimonio. Muchas gracias. No sabes hasta qué punto lo comparto. ¡Ay de los vencidos! Vae victis! que decían los romanos. En el caso de nuestra España Una, Grande, Libre esa sentencia se ha cumplido a rajatabla y lo que es peor, continúa cumpliéndose. Recuerdo que mi madre se ponía a veces como loca porque se decía y se lo decían directamente: desengáñese usted porque ni su marido ni sus hijos ni los hijos de sus hijos…Y así fue. Hoy son los nietos los que han empezado a comprender, a indagar, a romper el silencio, ese silencio duradero, contenido y agazapado en los almarios interiores.
En las estadísticas no se registran ni computan los daños reales, profundos, eufemísticamente llamados colaterales. No solo se tiraron a las cunetas vidas humanas, se arroajron también por la borda, conciencias, conocimientos; se impidió o se puso toda clase de trabas a los hijos de los vencidos para el acceso al conocimiento. Un detalle. Sentí curiosidad e intenté averiguar cuantos hijos de “rojos” nacidos entre los años 38-40 había en la Universidad española. Solo encontré un caso. A partir de los años 60 ya la cosa fue cambiando, aunque no demasiado. Muy significativo.
¿Transición modélica? Modelo ¿de qué? modelo de fraude o chapuza democrática. No sigo, que no quiero llorar ni desbocarme…
¡Ruptura democrática, ya! Aunque salga el sol por Antequera…
Y los Reyes Magos este año han pasado de mi, no me han dejado nada, ni carbón de encina ni picón de oliva. Lo comprendo, soy cada vez más mala. No puedo remedarlo.
Buenas noches y gracias de nuevo, Celia.

7 01 2013
Celia (13:16:01) :

Gracias Aracne. Sí, esos “detalles” , y tantos y tantos. Menos mal que a pesar de toda la propaganda empleada para que se deje de hablar de todo aquello siguen publicándose libros ( lo de películas ya es más difícil, según está la industria) porque se ha contado sólo una pequeñísima porción de lo que fue aquello. La España derrotada, la de la gente machacada, es decir los que además de “rojos” eran pobres, esa no está apenas esbozada.

Y entre esa España , entre esos españoles que vivieron “eso” y los demás hay una brecha que yo siempre comparo a la de la tortura. Un ser humano torturado se ha visto empujado a un abismo que quien no lo ha experimentado, no puede siquiera imaginar.

7 01 2013
Lola Fassía (14:09:33) :

Qué brillante eres, Aracne.

Un ABRAZO,

Lola.

7 01 2013
Lola Fassía (14:56:13) :

Celia, Aracne… las humillaciones… los “castigos” por ser “rojos”…
A mi abuela materna que era la BONDAD hecha carne y a mi madre las “castigaron” barriendo las iglesias del pueblo. Las pobrecitas mías bajaban por la calle Mayor, cogidicas del brazo, con cubo y escoba… y las “buenas gentes vencedoras” se asomaban para verlas pasar… con lo BUENAS que eran las dos, que no podían ver a nadie sufrir…
A Doña Carmen, GRAN MAESTRA, la castigaron sin escuela… con lo BUENA Y CARIÑOSA que era par sus niñas…
A María, vecina de mis abuelos, además de pelarla, le dieron aceite de ricino…
A mi abuelo lo llevaron a “rular” calles: las calles del pueblo no estaban asfaltadas y mi abuelo, hombre JUSTO Y HONRADO, tuvo que atar un rulo de piedra a la mula que tenía y pasar por las calles para tapar los baches…
Mi tío Pedro, hermano de mi abuelo, estuvo primero en el penal de Chinchilla del que dicen que era terrible por el frío que hacía en invierno… y luego, en el de Ocaña, del que salió de milagro…
Lo de mi padre fue mejor porque después de los frentes del Jarama, de Córdoba, la ciudad Universitaria, del Ebro -cruzó el Ebro a nado con el fusil en alto para que no se mojara-, le regalaron una estancia en el SPA-RESORT de las playas de Argelès y Saint-Cyprien… Cuando cruzaba la frontera oyó a un HIJO DE PUTA decir: “¡¡¡Regardez les moutons españols!!!”… y mi padre le contestó: “¡¡¡Attendez, ce sera bientôt votre tour!!!” -mi padre hablaba perfectamente el francés porque mis abuelos paternos emigraron a Marruecos -huyendo del hambre- en 1925, con seis hijos. Allí nacieron tres generaciones : cuatro hijos más, nietos (yo soy nieta) y bisnietos-… y cuánta razón llevaba, a los pocos meses se declaró la Segunda Guerra Mundial…
En 1970, estando de vacaciones en el pueblo, un verdugo-cobarde (se pasó la Guerra Civil escondido en un molino) le dijo a mi padre, con voz de pito: “Qué, Gabriel, tú eras rojo, ¿no?”… pensando que mi padre iba a cagarse la patabajo… y mi PADRE, con un par de COJONES le contestó: “NO, yo No era ROJO… YO SOY ROJO…”…

¡¡¡POR AQUELLOS VALIENTES!!!… ¡¡¡POR LOS QUE DESPARECIERON, CELIA!!!… ¡¡¡POR LOS QUE VIVIERON!!!…

7 01 2013
Lola Fassía (15:02:40) :

Maruja, tengo algunos papeles que guardó mi padre de aquella epopeya, entre ellos un ejemplar de la revista “La traca”… por si te interesa…

Un abrazo,

Lola.

7 01 2013
Aracne (19:37:43) :

En cuanto se tira una piedrecita al estanque, se revuelven las aguas y la memoria emerge y la memoria siempreviva sangra, respirando por la herida. Todo trauma requiere tres generaciones para borrarlo. Aquí fue traumática la G.Civil (como cualquiera otra) pero la larga postguerra incivil no solo no contribuyó al alivio del luto riguroso de media España, sino que profundizó el desamparo y la radical injusticia. El silencio de la posguera, ese grito mudo.
Sabemos muchas cosas del exilio, de los exiliados, incluso de los muertos y desaparecidos en el camino, pero está por hacer y resolver la memoria del exilio interior, de los que por razones varias se quedaron. De la constancia y la firmeza de esos resistentes en la noche española, todavía se sabe muy poco. Es normal. Cómo contar, cómo escribir de eso tanto tiempo indecible. ¿Quien puede hacerlo? “La escritura o la vida” de Jorge Semprún. “Los hundidos y los salvados” de Primo Levi. Pero ellos eran quienes eran.¡Quien supiera escribir!.
Celia, vaya la que has liado…y luego llega Lola con el recuerdo del aceite de ricino, que ya lo tenía yo olvidado…En fin, queridas. La vida sigue, pero ni la más mínima concesión a los canallas de antes y de ahora. Amen.

8 01 2013
Celia (00:51:45) :

Sí, queridas Lola, Aracne….. por eso da pudor sacarlo a la luz, sé lo que es evocar estos asuntos. Y no se olvidan, porque junto al crimen mayor, el asesinato y desaparición de una persona aquellas familias vivieron tantas cosas……….

Por eso hiere tanto oír eso de que las cuentas están saldadas entre vencedores y vencidos, Y mientras los hechos están ahí, en tu memoria, han marcado tu vida, viene cualquiera convocado para no sé que operación de marketing y te encaja frívolamente la frase. Y entonces dices no, no me puedo callar. Yo sé, yo me acuerdo, yo viví….En fin, a estas alturas sé que no se olvida y también que tenemos que mantener la cabeza fría porque solo la lucidez podra ayudarnos.