Hola, querida gente.

Resulta que esto va lento pero va bien, que no hay nada en la columna descalabrado grave y que ya me puedo sentar a bastantes ratos: debo decir que mi prioridad ha sido la ocuación de barra de bar o la mesita al aire libre en la plaza. Pero las tardes las he de pasar tumbadita para que la mejora siga su curso y muy pronto pueda hacer un viajecillo -estoy deseándolo- para recoger un premio que me hace mucha ilusión, y que ya os contaré en su momento. Esto lo escribo sentada por primera vez ante el ordenador de mesa, y no creáis que no se trata de gran acontecimiento que celebro en mi interior por todo lo alto.

Y ahora otra vez al sofá, a revisar tumbada los anuarios de la última década (o más bien, 13 años), con vistas a mi libro. Hay que ver las cosas que estoy refrescando. Todo ha ido muy deprisa en los últimos tiempos, sobre todo la destrucción.

Cuidadme el chiringuito como sabéis. Gracias y besos.