Ya al final, a las 14.30 vuelo a Roma, con cámara. Desde allí nos comunicaremos durante esta semana. Cuidaos mucho (los cuidables) y perdonad mis fallos: no siempre acierto en el manejo de las tecnologías, pero me gusta mucho teneros por asomadores y asomatrices.