Gran trabajo del leonés JM López. Y qué pena de ciudad.