La portada de El Jueves

20 02 2013

Aquí la tenéis.


Acciones

Informacion

13 respuestas a “La portada de El Jueves”

20 02 2013
maria69 (10:45:32) :

muuuuuuuuuu buena!!!

20 02 2013
Carmen O (12:00:01) :

Tal cual!

20 02 2013
Lola Fassía (14:25:11) :

GÜENÍIIIISMAAAAAA… de las que arrancan sonrisas agri-dulces…

20 02 2013
Raúl Fernández Justo (16:42:41) :

Con la venia de Maruja Torres…Es miércoles,el día elegido para dar a conocer la identidad de Maclovio. Decir que ha sido una verdadera,y grata, sorpresa, encontrar a nuestro “amigo” en el mundo real(incluso me ha contestado en el facebook…). Podrá decir que se llama Ramón Gutiérrez, que lleva un anillo de Marruecos, y que es llanero y apegado a la tierra…pero en el minuto 21,con 21 segundos, de esta entrevista, Maclovio se manifiesta en toda su plenitud,con todo su arte y su gracia. Todo es Maclovio; gestos,forma de tocar el requinto, forma de moverse,forma de cantar… Cuando interpreta la canción “Banju” no queda la menor duda; es nuestro Maclovio Montzencauatl Xochipiltecatl.
Va con todo mi cariño para todos los asomadores de este blog, y,¡como no! para nuestra querida Maruja Torres.
Ojalá y os guste y lo disfrutéis tanto como yo.
http://www.youtube.com/watch?v=tiz4Nah_8Qs&feature=share&list=PLrFkZrRQk9nm-MOpcnvTK0MZ45faopomD

20 02 2013
Maclovio Montzencauatl Xochipiltecatl (20:31:02) :

“Para expresar lo que siento falta idioma, falta idea, falta espacio y pensamiento” Esto no se hase: que tengo mi derecho a la privacidad y a la intimidad… En justa vengansa yo le voy a pagar, al su amigo, con la misma moneda. Solo espero que les haya gustado mucho.

21 02 2013
Gabriela (01:50:03) :

Para Raul: ¡Muy requetebonito! Y el Maclovio me resulta un tipo de lo más encantador, elegante y simpático. También debe ser inteligente. Yo, como que le voy encontrando un parecido con nuestro Raul. Apapachos y gracias por relajar un poco este sinvivir hispano en el que nos hayamos .

21 02 2013
Lola Fassía (02:35:15) :

Ay Maclovio, ya sabía yo que no ibas a defraudarme.
Con esa mirada soñadora, esa cachaza al moverte, esa forma de expresarte tan melodiosa al hablar, ese puntito de humor… y además, eres POETA-CANTOR… he quedado atrapada entre todas tus redes…
¡¡¡GUAPAAZOOOO!!!

UN APAPACHO,

Tu Loliya.

21 02 2013
Lola Fassía (02:56:12) :

Raúl, confiésalo, le tienes una mijita de envidia a mi Maclovio, a que sí.

Gracias por el enlace. La entrevista no tiene desperdicio. La presentadora es un encanto de persona que conduce el programa con maestría.
No conocía este grupo y desde hoy ya soy una fan más. Los cuatro son ESPLÉNDIDOS.
Me ha gustado todo: las canciones -ahora buscaré en el diccionario “camotal” y “balaju”-, la entrevista, la belleza y riqueza del idioma español que se habla en México, TODO.

Gracias, chiquillo, con un FORTÍSIMO ABRAZO,

Lola.

21 02 2013
Raúl Fernández Justo (08:03:59) :

Lola: Hay algo que no me cuadra muy bien en la entrevista…¿Por qué Maclovio lleva un anillo de Marruecos?¿Tu no tienes nada que ver…? ¿Envidia del susodicho? No, para nada….no. Un apapacho. Me alegra que te gustara. Para mi fue un acontecimiento descubrir este grupo…Soy fan desde hace cinco días también.

21 02 2013
Raúl Fernández Justo (08:10:05) :

Gabriela: En mayo viene a México D.F. el grupo “Son de madera”. Intentaré hacerme una foto con Ramón(con Maclovio,vamos). Sería un puntazo. Y si, conviene a veces mirar hacia otros lados ante tantísima inmoralidad imperante por España(México no ne queda atrás tampoco). Me alegro que hayas disfrutado con esta música. Va un apapacho.

21 02 2013
Lola Fassía (15:17:03) :

Ay, Raúl, Raúl, que me has descubierto, pero por favor, no se lo digas a nadie porque mi Mussa -Mussa es mi marido y padre de mis trece hijos- es muuu moro y si se entera del desliz, capaz es de darme la somanta palos del siglo y encerrarme de por vida a “jobs y lmá” (pan y agua) en el sótano húmedo de la casa de la medina donde vivimos. Así que tú, chitón.

Pos resulta que volvía yo del zoco con tos los avíos pa´ hacer un buen cuscús -manjar favorito de mi Mussa; pos sí, me gusta tenerlo contento, que pa´ eso es mi Mussa-.
Esa mañana, no sé por qué, me puse mi mejor chilaba -color salmón apagao-, y un pañuelo negro de gasa más fina que el papel de fumar tapaba a medias mi bello rostro bereber, dejando sólo al descubierto mis ojos de reina mora. Tras de mí, iba dejando un sutil y embriagador rastro de perfume de ámbar. En mis manos, delicadamente decoradas con henna, relucían todos los anillos que llevaba puestos y mis pulseras de plata fina tintineaban con alegría… alegría que yo no sentía porque iba pensando en lo caro que se había puesto el kilo de garbanzos.
Tan perdida iba yo en mis pensamientos, que a la vuelta de un callejón oscuro, tropecé con algo. El capazo se me cayó y por allí se esparramó su contenido: las naranjas rodando locas, callejón abajo; los tomates y la docena y media de huevos, esclafaos por el suelo; la sémola pal cuscús, sembrada por tos laos… “¡¡¡Awuilí!!!” (Ay de mí), dije yo, desplomándome sin fuerzas al ver el estropicio, mientras dos manos fuertes me sujetaban en la caída.
Me recompuse como pude pues la chilaba se me había quedado de medio lao y el pañuelo-antifaz… el pañuelo… ¿dónde estaba el pañuelo?… por Al-lah, ¡¡¡MI PAÑUELO!!! -si mi Mussa se enteraba de que se me había caído el pañuelo en la calle, me mataba-, ¡¡¡Awuilí!!!. repetí, descompuesta por el miedo…
Miré a mi alrededor, buscándolo desesperada, y hete ahí que un hombretón de hermosa mirada lánguida, me lo tendió diciendo:
“Maclovio, para servir a tan bella hembra”… quedé fulminada por el rayo de su caballerosidad, su hermosa voz y su belleza taaan viril…
“Aisha, para servir a Al-lah y a usted”, contesté yo, ruburizándome por tanta osadía…

No oso contar lo que aconteció tras las presentaciones, sólo diré que aquello fué como el barud (pólvora) que sale de las buahabba (especie de trabuco-naranjero) que disparan los jinetes en las Fantazzías, todo ritmo y color.
Cuando la polvareda acabó, dijo Maclovio:” Para expresar lo que siento, falta idioma, falta idea, falta espacio y pensamiento… eres mi musa…”… a mí, me faltaban las palabras…
Me regaló, como prenda, un lindo ramillete de jazmines que llevaba en el ojal (como en la canción… ay… fue todo taaan romáaanticoooo…), y yo le entregué un anillo de plata -el único que no me compró mi Mussa-.
Nos despedimos hasta la eternidad, pues yo era casada y casado era él, y con un montón de churumbeles entre los dos… ¿qué podíamos hacer?… sólo dejar que aquel bello recuerdo diera calor a nuestras noches…
Pasé el resto del día entre nubes de colores -el cuscús me salió mejor que nunca- y por la noche, mi Mussa -que a pesar de haber estado todo el día de regateo con los guiris en su puesto de pinchitos, venía contento-, me puso mirando pa´ Tetuán, y a los nueve meses justos nació nuestro decimotercer hijo, la niña de mis ojos, pues es clavaíto a su padre, mi Maclovio de mi alma.
Mi Mussa no dice na´, está acostumbrao, pues ninguno de los retoños se le parece… “Cosas de la genética -contesta él cuando alguien le pregunta-, mis antepasados fueron todos piratas berberiscos y viajaron mucho por la mar salá”.

21 02 2013
Raul Fernandez Justo (20:26:05) :

Lola: Esto que cuentas resulta mas creible y razonable que la prosaica mentira del te y el regateo. Sospechoso resultaba que mandara saludos a “todos mis hijos”-pero no a su esposa o “muger”-(todos aludidos y ninguna sospecha). Ademas ya estaba el precedente de la barca y la luna llena(“Traigo la luna llena alumbrando mi cantar”(subterfugio;falsa maniobra de distraccion)) No sere yo quien traiga predica y notoriedad a esta relacion tan reservada…Quede constancia de que el mentado Maclovio lleva las de perder al exponerse a tanta mirada escrutadora.Tras su talento puede que haya un rada rastrero…No soy yo para decirlo. Saludos y (geniales pormenores) y apapachos Lola.

22 02 2013
aracne (17:02:46) :

Gracias, Raúl, por este “son” de regalo y por tu indiscreción…que hace ganar muchos puntos a Maclovio.
Los cuatro, de lo más atractivos. Ella encantadora. Y el de blanco, pues qué decir… que su madre estará encantada de haberle parido y las tías (entre las que me incluyo), ensimismadas con su voz y su luminosa presencia…
Espero que un día no muy lejano los cuatro del “Son de Madera” aparezcan por las Asturias de España.