A esto hemos tenido que llegar para dar visibilidad a las víctimas de hoy. Éste es el símbolo más descarnado de la moderna Europa:

El 1 de julio, Leonor, Richard, Ana Belén, Nazareth, Eugenio y Antonio partieron de Córdoba a pie con la vista puesta en llegar al Parlamento Europeo y denunciar la situación en la que viven miles de personas en España que se ven obligadas a dejar sus casas por no poder afrontar el pago de sus hipotecas en medio de la crisis económica. Hoy, este 25 de septiembre, alcanzan su horizonte tras 87 etapas de travesía y 2.600 kilómetros en sus pies.

Leedlo en El Diario.